Noticias

22/12/2014

Milim Cultural Nº 200

Una Historia poco conocida: Los Judíos Romaniotas


Cuando los nazis y sus aliados, Italia y Bulgaria invadieron Grecia, vivían allí alrededor de 75.000 judíos, para cuando terminó la guerra habían sido asesinados 60.000 de ellos.

Esta es la historia muy poco conocida y divulgada de los judíos que más tiempo vivieron en Europa, en Grecia, cuna de la cultura de la Civilización Occidental.

Cuando los nazis y sus aliados, Italia y Bulgaria invadieron Grecia, vivían allí alrededor de 75.000 judíos, para cuando terminó la guerra habían sido asesinados 60.000 de ellos. Gran número de estos judíos eran de origen sefardí, especialmente los 40.000 asesinados de Salónica, los 2.000 de Rodas y los 2.000 de Corfú, todos ellos, a veces mezclados entre sefaradíes y romaniotas, a veces no. Muchos de los sobrevivientes se salvaron porque fueron escondidos por la población cristiana, otros judíos formaron parte de la Resistencia que luchó heroicamente contra el nazismo.

Los registros indican que la primera presencia judía en Grecia data del Siglo IV a.n.e. Una sinagoga del siglo II a.n.e, en ruinas en la isla egea de Delos se cree que es la más antigua descubierta en la diáspora. Estos Judíos llegaron a ser conocidos como los Romaniotas, hablando su propio idioma, Yevanic, o judeo-griego, una versión del griego mezclado con el hebreo y el escrito con la escritura hebrea

En Grecia Central, solo Larissa permaneció con una viable y pequeña vida comunitaria de 400 judíos. Volos, Trikala y Rodas son casi solo un recuerdo en Tracia y el Peloponeso. En algunas ciudades macedonias todavía viven una o dos familias. Creta prácticamente ha desaparecido de la memoria judía. 4000 judíos de Serres, Kavalla, Komotini, Xanthi y la isla de Tracia fueron asesinados con la complicidad búlgara.  Los judíos romaniotas tienen un héroe nacional el Coronel Mordko Frizis of Chalkis

Estos judíos romaniotas fueron los judíos más antiguos de Europa, se supone que fueron llevados a territorio griego, en el siglo IV a.n.e. y allí estuvieron hasta el siglo XX, los que decidieron quedarse. Mientras allí vivieron, vieron caer a la poderosa Atenas, el ascenso y dominio de Macedonia, el reino de Alejandro Magno, la llegada en el año 168 de los romanos y en el Siglo III d.n.e. del Emperador Constantino que fundó Constantinopla a orillas del Mármara, la capital del Imperio Romano de Oriente.

Esa ciudad y la región fueron también llamadas la Nueva Roma, razón por la cual esos judíos son llamados romaniotas. Con el paso del tiempo ese fue el Imperio Bizantino, donde los judíos no la pasaban demasiado bien, ese imperio que duró mil años cayó en manos de los turcos otomanos que lograron apoderarse de la mayor parte del territorio griego en 1453. La independencia de Grecia del dominio otomano tuvo lugar en 1829, luego incorporó otras regiones y ciudades como Creta en 1913, Salónica en 1921. Rodas solo se incorporó al territorio griego junto con otras islas del Dodecaneso, finalizada la Segunda Guerra Mundial.

Los judíos romaniotas vivieron todas las invasiones, las transformaciones y perturbaciones que tuvieron lugar en toda la región. Llegaron grupos de judíos de Europa central, pero la llegada de los sefardíes expulsados de España implicaron para muchas de esas comunidades grandes cambios porque los recién llegados impusieron sus propios rituales y costumbres, lo que provocó a menudo conflictos intercomunitarios, hasta que se logró a integración. Sin embargo el momento más dramático de su existencia fue lainvasión alemana, que dividió el territorio griego en tres zonas, compartiendo el dominio de ellas con Bulgaria e Italia. Los problemas más dramáticos los padecieron a manos de los nazis y los búlgaros. Los judíos no tuvieron problemas en las regiones bajo dominio italiano donde estuvieron protegidos.

Es importante señalar que pocos países europeos demostraron la valentía y el coraje del pueblo griego frente al invasor nazi, al que se resistieron de todos los modos posibles, combatiendo y padeciendo el hambre, la miseria a los que los sometieron los ocupantes y las terribles represalias de que fueron objeto por parte de los nazis y los búlgaros.

Las sinagogas romaniotas tuvieron su estilo propio donde mantenían su propia tradición religiosa y su libro de oraciones, el Majzor Rumania. Gran parte de las oraciones eran en Yevanic, y las melodías, incluyendo las de la lectura de la Torá, estaban muy influidas por la música bizantina. La tradición romaniota es enormemente importante. Es una tradición pre-diaspórica basada en el Talmud Yerushalmi.

Conmemoración de los judíos de Ioannina

Los judíos de Ioannina que viven en Israel se reunieron el 30 de marzo de 2014, para conmemorar en su sinagoga de piedra encalada el 70º aniversario de la destrucción por los nazis de su comunidad, de 2.300 años de antigüedad. Los judíos romaniotas, ni ashkenazíes ni sefardíes, fueron una de las primeras comunidades que se establecieron en Europa. Vivían recluidos en islas y en las escarpadas montañas del oeste de Grecia,Ioannina era la mayor de estas comunidades. A principios del siglo XX, 4.000 judíos romaniotas vivían en Ioannina. Pero en medio de las dificultades económicas y la agitación que acompañó la desintegración del Imperio Otomano, muchos se unieron a sus compatriotas griegos y emigraron. La mayoría fue a los Estados Unidos y Palestina, allí fundaron sinagogas romaniotas en la ciudad de Nueva York y Jerusalém. Más tarde, una tercera se estableció en Tel Aviv.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en Ioannina vivían unos 2.000 judíos que habían permanecido allí. El 25 de marzo de 1944, los ocupantes nazis reunieron a los judíos y mientras caía la nieve, los subieron a camiones abiertos y los llevaron a una ciudad cercana. Desde allí, fueron enviados a Auschwitz en tren, en un viaje que duró nueve días. Los nombres de los 1832 judíos de la ciudad que fueron asesinados están inscriptos en placas de mármol en las paredes de la sinagoga. Entre los muertos había más de 500 niños menores de 13 años. Sólo sobrevivieron 112 judíos de Ioannina en los campos de exterminio. Otro 69 escaparon de la redada, ocultados por familias cristianas o huyendo a las montañas, donde algunos lucharon con la resistencia griega. Cuando regresaron, muchos encontraron sus propiedades saqueadas y las casas ocupadas.

Con la gente también se extinguieron milenios de tradiciones. Mientras Ioannina era la más grande y la comunidad romaniota más emblemática, varias otras pequeñas comunidades que se identifican con esa tradición siguen existiendo en lugares como Calcis y Volos. Pero hoy en día, la mayoría de los judíos romaniotas restantes, al igual que sus compatriotas sefardíes, viven en Atenas, la comunidad judía más grande de Grecia. Atenas tiene una sinagoga romaniota, construido en 1906, pero que sólo se utiliza en las Altas Fiestas

Drama es una ciudad y municipio del noreste de Grecia, la capital de la unidad regional de la Macedonia oriental y la región de Tracia. Construida a los pies del monte Falakro, en una zona muy verde con abundantes ríos y arroyos. Drama ha sido una parte integral del mundo helénico desde la época clásica. La prueba de la presencia de judíos en Drama y en la región más amplia de Macedonia se basa en la evidencia histórica de distintas épocas, como la época de Filipo de Macedonia, de la dominación romana, y en el período bizantino y otomano en Serres, Drama y Kavala. Los judíos siempre han participado en el crecimiento y en la vigorosa actividad comercial de la región. El viajero español Benjamín de Tudela, que visitó Drama en el siglo XII, proporcionó evidencia de la presencia de judíos mencionando la presencia de 140 familias. Después de la caída de la dominación turca de Budapest en 1529, los otomanos deportaron judíos húngaros a Drama. Posteriormente, entre fines del Siglo XIX y principios del XX, los judíos de Drama se asociaron al desarrollo de las zonas rurales y con los centros urbanos de producción y procesamiento del tabaco.

Las compañías de tabaco de la región, como la Comercial y Herzog (que eran propiedad de judíos), atrajeron a grupos multi-étnicos. Estos incluían a muchos judíos de diferentes zonas del Imperio Otomano, principalmente españoles de Serres y Salónica, que era el mayor centro sefardí en los Balcanes desde el siglo XV.

Las olas de migración de los judíos de Serres a Drama fueron aumentando tras el destructivo incendio en la ciudad en 1913, causado por las autoridades de ocupación búlgaras durante la Segunda Guerra de los Balcanes. Cuando la guerra terminó en la región, la comunidad judía aumentó de forma constante al menos desde 1920; nuevos miembros venían a establecerse de forma permanente; se organizaron las instituciones comunitarias; la comunidad tenía una sinagoga, dos cementerios y una escuela privada (después de 1925). Según un documento de 1925 del presidente de la comunidad, Perahias, cerca de 300 familias judías (1.200 miembros) se instalaron principalmente en los antiguos barrios turcos, en el centro de la ciudad y en el área de Aghia Barbara. Ellos pertenecían a todas las clases sociales, pero los comerciantes de la comunidad eran los más poderosos. A partir de 1925 se formaron las primeras compañías de las operaciones comerciales entre los judíos y gentiles. Esto marcó un período de desarrollo de las relaciones económicas y sociales entre los dos grupos.

La Segunda Guerra Mundial estalló cuando la Comunidad todavía floreciente, estaba construyendo una sinagoga en el centro de la ciudad. En abril de 1941 los alemanes entregaron a sus aliados húngaros el control de la región entre Serres a Alexandroupolis. Los miembros de la Comunidad, judíos griegos, fueron duramente golpeados, tanto por las medidas anti-griegas como por las antisemitas de las autoridades búlgaras. En la conferencia Wansee de Berlín en enero de 1942, los nazis decidieron el exterminio de los judíos de Europa

En el verano de 1942, las autoridades alemanas y búlgaras comenzaron a instrumentar el destino final de los judíos determinando la deportación de todos los judíos desde el territorio búlgaro. En enero de 1943 los búlgaros anunciaron que estaban de acuerdo sólo en la deportación de los judíos de los territorios ocupados de Grecia y Yugoslavia. El 22 de febrero se firmó un acuerdo sobre la "deportación de los primeros 20.000 judíos de los territorios búlgaros recién adquiridos", lo que lleva a la detención ilegal de judíos en la zona de ocupación búlgara en Grecia y Yugoslavia en la noche del 3 de marzo 1943.

Los judíos de Drama fueron encerrados en los almacenes de tabaco de Aghia Barbara y después de tres días llevados en trenes, como todos los judíos de la zona ocupada por los búlgaros, que los transportaron a campos de concentración temporales en el sur de Bulgaria. El 20 y 21 de marzo de 1943, los búlgaros y alemanes los escoltaron en tren hasta el puerto búlgaro de Lom, a orillas del Danubio, y en barcas hasta Viena, en condiciones atroces. El destino final de estas personas desgastadas fue el campo de concentración de Treblinka en Polonia, adonde llegaron a principios de abril y donde tuvieron una trágica muerte probablemente inmediata. De acuerdo a los documentos oficiales alemanes en marzo de 1943, 1.096 familias judías griegas con 681 menores de 10 años,es decir un total de 4.273 personas, fueron deportados de la zona de ocupación búlgara y ninguno de ellos sobrevivió.

El trágico final de la judería del Norte de Grecia es un caso de aniquilación total. La política de los nazis y sus colaboradores tuvo un alto costo para elpaís y la comunidad judía. Cuando terminó la guerra, en 1948 sólo 39 sobrevivientes judíos del Holocausto regresaron al Drama. La comunidad había sido diezmada y no podía continuar funcionando, por lo que fue disuelta. En 1997 una placa conmemorativa fue colocada en los almacenes de tabaco, donde en 1943 los Judíos de Drama fueron arrestados y detenidos. En 1999 la Municipalidad de Drama, el Consejo de Administración de la Comunidad Judía de Kavala y la Junta Central de Comunidades Judías de Grecia erigieron un monumento a los mártires judíos del Holocausto en el parque de Aghia Bárbara.

Este monumento conmemorativo y el cementerio judío son los únicos monumentos que dan evidencia de la presencia judía en el pasado de Drama.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones