Noticias

14/06/2019

Pegamento mágico






UnidosxIsrael

Médicos de Israel desarrollan un pegamento para reemplazar a los puntos

Aplicado con una pistola de pegamento, el polímero fundido funciona tanto externa como internamente, y es no tóxico, flexible y biodegradable, según los investigadores del Technion. Investigadores del Instituto de Tecnología Technion-Israel han desarrollado una pistola de pegamento para las heridas graves.

Las suturas y puntos utilizados actualmente para tratar lesiones graves presentan inconvenientes: pueden ser dolorosos, dejan cicatrices, requieren una gran habilidad del médico y, a veces, deben retirarse después de que los tejidos se curan. Las suturas en el intestino, los pulmones o los vasos sanguíneos a menudo tienen fugas y, por lo tanto, requieren un sellador.

El pegamento médico que los investigadores han desarrollado es un «dos en uno», dijo el profesor Boaz Mizrahi, jefe del Laboratorio de Biomateriales del Technion.

Todo tipo de pegamentos médicos ya se están utilizando en dermatología, cirugía y otras áreas. La compañía israelí Nanomedic Technologies Ltd. , por ejemplo, ha desarrollado un dispositivo médico que dice que puede cubrir quemaduras y otras heridas con nano materiales que imitan el tejido humano y se desprenden una vez que la piel de abajo se regenera.

Aún así, los pegamentos actualmente en uso para reemplazar las suturas y grapas están limitados por sus propiedades mecánicas y toxicidad, dijeron los investigadores. Debido a que son muy tóxicos, solo pueden utilizarse en la superficie de la piel. Además, el endurecimiento del pegamento puede hacer que el órgano sea menos flexible o que la adhesión no sea lo suficientemente fuerte.

Con estas limitaciones en mente, los investigadores han estado en la búsqueda de un pegamento que sea adecuado para diferentes tejidos, no tóxico y flexible después del endurecimiento. Dicho pegamento también tendría que descomponerse en el cuerpo después de que el tejido se fusione.

Mizrahi trabajó junto con la estudiante de doctorado Alona Shagan y se les ocurrió lo que dicen es un «adhesivo tisular muy fuerte y no tóxico que permanece flexible incluso después de la solidificación». Su estudio fue publicado en la revista Advanced Functional Materials.

Derretir el pegamento y mancharlo sobre el tejido dañado se realiza con una pistola de pegamento caliente. La pistola calienta el pegamento justo por encima de la temperatura del cuerpo para no causar una quemadura. Después de aplicar el pegamento, se endurece rápidamente y luego se descompone en unas pocas semanas.

De acuerdo a lo consignado por The Times of Israel, el adhesivo también es adecuado para su uso en tejidos dentro del cuerpo, y es cuatro veces más resistente que los adhesivos existentes utilizados para este propósito. Según los investigadores, probado en células y animales de laboratorio, fue eficaz y no tóxico.

El uso del polímero para fines médicos ha sido aprobado previamente por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). «Jugamos con su estructura física», dijo Mizrahi, para reducir el punto de fusión del polímero, pero sus propiedades químicas siguen siendo las mismas, por lo que no hay necesidad de aprobaciones adicionales de la FDA, dijo.

El polímero se inserta en una pistola de pegamento y se derrite con una presión mínima. Se aprieta directamente sobre la herida, donde se solidifica, uniéndose fuertemente con ambos bordes de la herida, dijo el Technion en un comunicado.

Los investigadores creen que el nuevo concepto conducirá al desarrollo de dispositivos que reducirán el uso de puntos de sutura, grapas y alfileres, acelerarán el proceso de curación y reducirán las cicatrices.

La universidad probó la tecnología en animales y la ha patentado. Debido a que sus componentes son materiales que han sido aprobados previamente por la FDA, Mizrahi espera que «el producto pueda llegar al mercado en dos o tres años». La universidad ahora está buscando un socio para comercializar la tecnología, agregó.

Secciones