Noticias

15/08/2019

El rabino de los futbolistas






Ynet en Español

El rabino de los futbolistas: la historia de Snir Gueta

Una promesa de la selección ahora enseña Torá y explica por qué al fútbol israelí le convendría respetar el Shabat.

Creció en las divisiones juveniles de Maccabi Haifa, fue citado a las selecciones juveniles de Israel, pasó por Maccabi Netanya y Hapoel Ashkelon, pero se retiró del deporte hace siete años y la vida de Snir Gueta dio un giro: a los 31 años es considerado uno de los rabinos más prestigiosos de Netivot.

El alejamiento de la pelota se produjo por su acercamiento a la religión y su decisión de no jugar los sábados. Hoy, casado con Michal y padre de tres hijos, enseña Torá y atiende a judíos de todo el país que buscan su consejo. Y así se lo contó a Ynet:

-¿Cómo fue la decisión de retirarse?

-Fue un proceso de mucho tiempo. En mis clases de Torá distintos rabinos me hicieron dar cuenta de que no estaba en el camino correcto como judío y que tenía dos opciones: o esperar a la edad de 35 años, terminar la carrera y luego arrepentirme; o ser un hombre, agradecer al Padre Celestial y que hiciera lo que quisiera de mí. Después de una temporada en Ashkelon tuve muchas ofertas, pero tomé la decisión de retirarme.

-¿Alguna vez te arrepentiste?

-Ni siquiera por un momento. Siempre digo que si hubiera sido un poco más famoso como futbolista hubiera sido mejor, porque mi retiro hubiera hecho más ruido.

-¿Fue una decisión difícil renunciar a ganarse la vida como futbolista?

-Para aquellos que estuvieron en mi posición, por supuesto que lo es. Pero hoy ni lo pensaría. Bendito sea Di-s, no me falta nada: pareja, familia, educación, paz y tranquilidad.

-¿No lograste combinar religión y fútbol?

-Al principio fue un proceso que realicé de forma gradual y reflexiva con un rabino. Quería combinar el fútbol y respetar el Shabat. Duró dos años y luego sentí que mi lugar estaba solo en la Torá, que el fútbol ya era un desperdicio de tiempo.

-¿A veces juegas al fútbol con amigos o te desconectaste por completo del deporte?

-Realmente no puedo jugar hoy. Antes iba al gimnasio, pero hoy tengo clases todos los días, recibo muchas consultas, así que no tengo tiempo para el fútbol.

-¿Miras partidos?

-Al principio miraba, pero ya no. A los únicos jugadores que sigo es a aquellos que asisten a mis clases.

-Si el fútbol en Israel solamente se jugara de lunes a viernes, ¿aumentaría la cantidad de talentos?

-Obviamente. Hoy se debe decidir y la ruptura de Shabat causan lágrimas en las familias. Entre padres que quieren este camino y los niños que quieren jugar al fútbol, y también entre parejas cuando una esposa está enojada cuando su esposo va al estadio en lugar de compartir un Shabat con su familia. ¿Por qué no jugar entre semana? Sucede en todo el mundo.

Secciones