Noticias

13/07/2017

Enlace Judío México- por Jane Eisner

¿Los nazis realmente tenían un sistema de ética médica?





Al concluir la Segunda Guerra Mundial, los primeros acusados en los juicios de Nuremberg fueron los médicos nazis y los funcionarios de salud pública que fueron interrogados acerca de cómo y por qué realizaron terribles experimentos con seres humanos y asesinatos en masa en nombre de la ciencia y la medicina. Ha sido conveniente creer que estos perpetradores eran incompetentes, locos o simplemente seguían órdenes, pero según el especialista en ética médica, Arthur Caplan, “la mayor parte de los que participaron lo hicieron porque creían que era lo correcto”.

No sólo lo correcto. Ahora sabemos que fue lo que muchos de ellos aprendieron a hacer.

Investigadores de Alemania e Israel han descubierto que los nazis enseñaron sistemáticamente su propia versión de la ética médica a estudiantes de toda Alemania, no sólo para justificar los horrores del régimen, sino también para formar futuras generaciones de médicos. Estos hallazgos, publicados en los Anales de Medicina Interna en abril, demuestran cómo la política y el espíritu de la sociedad pueden influir y pervertir la ética médica – algo de lo que no somos inmunes, incluso hoy en día.

“El estudio fue un gran avance”, me dijo Caplan, un profesor de bioética de la Universidad de Nueva York que lo revisó antes de su publicación. “Hasta entonces, no sabíamos lo que los nazis enseñaban en las escuelas”.

Dados los crímenes médicos y la conducta inmoral del régimen de Hitler, había supuesto que los nazis no enseñaban nada. ¿Cómo podría haber justificaciones éticas para el asesinato en masa, la experimentación letal y el comportamiento racista?

Pero el Centro Médico de la Universidad Charite de Florian Bruns, de Berlín, y Tessa Chelouche, del Technion en Haifa, revisaron los catálogos de cursos y fuentes de archivos y descubrieron que los nazis habían ideado un código de ética y lo habían convertido en un currículo de medicina con libros de texto, clases obligatorias y profesores aprobados.

Este programa se llevó a cabo en 1939 e incluyó temas como higiene racial, ciencia de la herencia, política de población y más – con el fin de promover la ideología nazi entre los estudiantes de medicina. Pero fueron más allá y crearon otro programa obligatorio llamado Derecho Médico y Estudios Profesionales (DMEP), que “se centraron por primera vez en las obligaciones morales y legales de los médicos con sus pacientes, así como con su profesión y el Estado”, escribieron Bruns y Chelouche. En el semestre de invierno de 1943-1944, 25 de las 28 facultades que enseñaban medicina en el “Gran Reich alemán “impartían clases obligatorias en DMEP.

El programa tenía por objeto crear un nuevo tipo de médico, que se centraría menos en la atención individual de los pacientes y más en el bienestar general de la sociedad. Rudolf Ramm, médico que publicó un libro de texto sobre DMEP en 1942, “definió claramente la obligación ética del médico nazi como el responsable de librar a la sociedad de ciertos grupos: el pueblo judío, personas con discapacidad y cualquier otra persona que se considerara incapaz de contribuir a la sociedad”.

Ramm abogó por la “misericordia” de los discapacitados: “Estas criaturas simplemente vegetan y son una gran carga para la comunidad nacional. Ellos no sólo reducen el nivel de vida del resto de los miembros de su familia debido a los gastos de su cuidado, sino que también requieren de una persona sana para que cuide de ellos toda su vida“.

Se puede observar a través de esas palabras escalofriantes cómo los funcionarios de salud nazis reinterpretaron el Juramento Hipocrático para legitimar su ideología genocida. Exterminar a los judíos y a los discapacitados, a personas con enfermedades hereditarias, y a cualquier persona considerada una carga era moralmente aceptable para sanar al pueblo alemán.

¿Qué aprendemos de esto? Como Caplan escribió, el Holocausto se distingue de otros casos de genocidio en que implicaba la participación activa de la medicina y la ciencia. Sabíamos del funcionamiento científico de las cámaras de gas y de los terribles experimentos de Josef Mengele campo de concentración, pero ahora sabemos que los nazis pretendían inculcar a las generaciones futuras de médicos y trabajadores de salud una versión corrupta de enseñanzas “éticas”.

“Los nazis juzgaron los derechos del individuo contra los supuestos intereses de la sociedad en gran escala”, escribieron Bruns y Chelouche. “Debemos ser conscientes de que violar los derechos individuales siempre daña a la sociedad”.

Por supuesto, esta no es la primera vez que la profesión médica ha utilizado un pretexto para violar los derechos de una minoría perseguida; el notorio estudio de la sífilis en varones afroamericanos pobres de Tuskegee comenzó en 1932 y continuó durante 40 años. Pero es sorprendente que los nazis hicieron monumentales intentos de transmitir sus enseñanzas pervertidas a lo que esperaban serían las futuras generaciones de profesionales médicos.

Como Caplan dijo una vez, “la lección aquí es estar alerta a qué fuerzas podrían estar afectando nuestra ética actualmente”.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Próximos eventos destacados

  • 22/09/2017 - NCI Iamim Noraim para chicos: Una experiencia única para disfrutar de los Iamim Noraim. Rosh Hashaná Viernes 22/9 11.00 a 13.00 hs.
  • 24/09/2017 - NCI Presentación del libro "Ehieh, una cábala para el mañana" de Arthur Green A cargo del Rab. Dany Dolinsky y el Dr. Daniel Fainstein, Decano de Estudios Judaicos de la Universidad Hebraica de México. La presentación se llevará a cabo a las 19 hs. y la asistencia es libre.
  • 24/09/2017 - NCI Taller: Una espiritualidad judía para nuestro tiempo Explorando las preguntas fundamentales para vivir mejor A cargo del Dr. Daniel Fainstein, Decano de Estudios Judaicos de la Universidad Hebraica de México El taller se llevará a cabo entre las 16 y las 19 hs. Cupos limitados / Inscripción previa imprescindible

Últimas noticias por Categoría