Noticias

13/12/2018

Hola.com

48 horas en Tel Aviv, la ciudad más ‘cool’ de Israel







Una variada y rica gastronomía, playas de un azul intenso, ambiente cosmopolita… el centro neurálgico de Israel ofrece a sus visitantes multitud de planes y un clima excelente para disfrutar de una escapada de matrícula en cualquier época del año.

Jovial, activa, artística y cool, todo esto y mucho más es Tel Aviv, la segunda ciudad más importante de Israel y toda una joya por descubrir en Oriente Próximo. Totalmente opuesta a Jerusalén, este enclave con toques occidentales es un lugar perfecto tanto para desconectar en familia en sus playas y paseando por sus calles, como para vivir al máximo la fiesta con sus largas noches y sus numerosos y coquetos cafés. Anota por dónde comenzar a descubrir esta bulliciosa urbe a orillas del mediterráneo.

DÍA 1

Lo mejor para comenzar el día y explorar la que se conoce como la ciudad blanca es dar un paseo por sus calles para admirar sus más de 4.000 edificios de estilo Bauhaus -característico por sus sencillez, líneas geométricas y funcionalidad- que le valieron, en 2003, el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad al integrar las tendencias arquitectónicas de este movimiento al entorno local. Algunos de ellos están más desgastados, pero, aun así, tienen un “qué se yo” que acabará conquistándote. Rothschild Boulevar, Dizengoof o Mazeh son solo algunas de las calles en las que contemplar algunos de los edificios mejor conservados y más característicos que son hoy fuente de vida repletas de bares, restaurante, tiendas y bulevares ajardinados. Si quieres saber más sobre cómo surgió este movimiento en Tel Aviv puedes acercarte al Bauhaus Center (bauhaus-center.com) desde donde se ofertan diferentes tours con audio guías en diferentes idiomas.

Si este paseo te sabe a poco puedes continuar conociendo la ciudad acercándote a Sarona, situada en el corazón de lo que es hoy un nuevo distrito central de negocios de la ciudad, para conocer la colonia alemana en donde se encuentran más de 30 edificios templarios que tienen más de 140 años y que han sido cuidadosamente restaurados en los últimos años. Hoy día albergan una de las zonas de compras y entretenimiento más punteras de la ciudad.

Llega el momento de reponer fuerzas y, para ello, puedes sacar partido a la gran variedad gastronómica que ofrece esta urbe acudiendo al restaurante Racha (Ahad Ha’Am St 1), un local de comida georgiana cuyos platos son puro deleite para el paladar. La cuidada decoración y el amable trato de Tina, la matriarca de la familia que dirige el negocio, harán que te sientas como en casa.

Por la tarde, nada mejor para bajar la comida que pasear por sus playas y aprovechar la buena temperatura de la que goza Tel Aviv durante todo el año (que van desde los 27 a los 40 grados) para sumergirte en sus aguas. A medida que avances por su paseo podrás ver las diferentes zonas en las que esta está dividida. Desde Banana Beach, lugar en el que se citan los habitantes más bohemios a disfrutar de la música y el baile, pasando por Jof Hadatiím, zona dedicada para los judíos ortodoxos, hasta Hilton Beach, la playa gay, y es que la ciudad se enorgullece de ser uno de los destinos gayfriendly más de moda en la actualidad.

Y como en la variedad está el gusto, para cenar puedes acudir al restaurante Vicky Cristina (vicky-cristina.co.il/en/) un bonito patio ubicado en la estación de HaTachana en el que sirven tapas con productos de temporada y un toque español. Además, podrás degustar hasta 120 tipos de vinos de todo el mundo.

Vivir su ambiente nocturno es otro de los imprescindibles de este lugar. Ciudad que nunca duerme, Tel Aviv tiene todo tipo de oferta nocturna con encantadores locales en los que tomar una copa y escuchar buena música o discotecas en las que bailar hasta altas horas de la noche. Un buen sitio para empezar es Kuli Alma (kulialma.com) un espacio en el que, además de escuchar música en su patio al aire libre mientras tomas un cóctel, podrás ver su galería de arte o comprar algo en la tienda de ropa y complementos que se encuentra, también, dentro del local. Si lo que prefieres es bailar, déjate llevar por la mezcla de rock, electro e indie que ofrece la discoteca Jimmy who? (Rothschild Boulevard)

DÍA 2

Como no hay mejor forma de conocer los entresijos de una ciudad que paseando y dejándose absorber por la vida de sus habitantes, sus rutinas, comercios y el reír de sus niños jugando en las calles, acercarse al barrio de Neve Tzedek, un verdadero oasis en Tel Aviv, es fundamental. Se trata del primer barrio judío situado fuera de la antigua ciudad portuaria de Jaffa y es, actualmente, todo un centro de moda para artistas. Seguir la calle Shabazi ofrece a sus visitantes la posibilidad de hacerse una idea general del barrio y de la creatividad y el arte que en sus fachadas y tiendas se plasma. Al final de la misma irás a parar a HaTachana, la antigua estación de trenes de Jaffa transformada en un lugar boutique con tiendas y restaurantes.

En esta ocasión y para no perder tiempo en tu visita lo mejor es acercarse al mercado al aire libre más grande y conocido de la ciudad: Carmel market. Allí podrás degustar alguno de los platos típicos de la zona en uno de sus puestos callejeros. Borekas, falafel, hummus, batidos de granada hechos al instante… la oferta es muy amplia, variada y deliciosa.

Con el estómago lleno y las pilas cargadas es momento de acercarse al lugar con más encanto de Tel Aviv, el antiguo barrio de Jaffa, uno de los más visitados y retratados. Famosa por su asociación con historias bíblicas y mitológicas, el paseo por sus calles, ahora convertidas en hogar de artistas y museos, resulta casi mágico, ruta que va a dar al puerto de la ciudad considerado uno de los más antiguos del mundo. En la cima se encuentra el Parque Abrasha desde donde contemplar una panorámica de la parte más moderna de Tel Aviv y en donde observar también la Estatua de la fe que recoge el relieve de tres escenas bíblicas. La Iglesia de San Pedro, construida en 1654 y derruida hasta en dos ocasiones, y el Museo Ilana Goor son otras de las paradas obligatorias.

Tras esto y sin salir del barrio es momento de acercarse al Flea Market, un mercado con zonas al aire libre y pequeñas galerías en el que encontrar desde muebles y objetos modernos de segunda mano a alfombras nuevas y bisutería. Por el camino podrás pararte frente a la Torre del Reloj, una construcción con más de 100 años de historia que se alza como una de las más emblemáticas del lugar.

Para finalizar tu estancia, nada mejor que una cena en el restaurante Puaa (rol.co.il/sites/eng/puaa) situado en el corazón del Flea Market. Un lugar hogareño cuya decoración está centrada en antigüedades y piezas de coleccionista en donde sirven un menú healthy y una buena selección de vinos israelíes.

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR

Existen vuelos directos de Air Europa desde Madrid a Tel Aviv. La duración del vuelo es de unas 4,5 horas.

MONEDA

La moneda de Israel es el Shekel. Un shekel israelí equivale más o menos a 0,23 euros.

DIFERENCIA HORARIA

Una hora más que en Madrid.

DÓNDE DORMIR

De estilo Bauhaus, el Hotel Cinema (atlas.co.il/cinema-hotel-tel-aviv-israel) se encuentra en el centro de la ciudad y es perfecto para visitar los lugares emblemáticos de esta urbe. Este antiguo cine, que aún conserva algunas de sus cámaras y butacas originales a modo de decoración, se encuentra también a diez minutos andando de la playa.

CUESTIONES A TENER EN CUENTA

A la hora de escoger las fechas para visitar Israel es importante tener en cuenta que el Shabbat es el día sagrado en el país y que, por tanto, es jornada de descanso y reunión familiar. No hay transporte público y la mayor parte de negocios cierra. Tel Aviv, ciudad que nunca duerme, cuenta con bastantes excepciones pudiendo encontrar restaurantes y bares abiertos durante este día de la semana.

Secciones