Noticias

11/11/2019

Biblia milenaria






Aurora

Biblia hebrea de casi 1.000 años se exhibe en Washington

Un manuscrito del Pentateuco en forma de libro que inició su peregrinaje en Egipto hace unos mil años y ha pasado por Rusia, Ucrania y Reino Unido, se exhibe desde por primera vez al público en el Museo de la Biblia, en Washington.

Llamado el "Pentateuco de Washington", el volumen que contiene uno de los manuscritos de la biblia hebrea más antiguos y completos con los cinco libros de la Torá estuvo en una colección privada durante cuatro décadas hasta que el Museo de la Biblia lo adquirió hace dos años.

Según Jeff Kloha, curador principal del museo, el texto estándar en hebreo fue producido a comienzos del siglo VIII y "este ejemplo en particular que es del siglo X contiene los textos que se siguen usando hoy y forma la base de, virtualmente, todas las traducciones modernas".

Esa antigüedad ubica al Pentateuco de Washington en la misma época en que se produjeron otros manuscritos, como el Código de San Petersburgo y el Código de Aleppo, en los cuales se basa la biblia hebrea que se usa actualmente.

El volumen, de 38 por 60 centímetros, está encuadernado en cuero repujado con incrustaciones metálicas, consiste de una sección principal de casi 500 páginas escrita alrededor del año 1000. El Museo ha puesto el contenido entero del libro en internet para acceso del público. De acuerdo con Kloha, la encuadernación se hizo en el siglo XIV y es uno de encuadernados intactos más antiguos de ese período.

Los cinco libros del Pentateuco -Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio- constituyen la primera parte de la Biblia Hebrea y fue escrito por eruditos de la tradición masorética que codificaron la biblia y añadieron signos diacríticos encima y debajo de las letras hebreas para permitir una pronunciación correcta.

Según explicó el Museo, antes de la aparición de los libros, los judíos leían el Pentateuco de la Torá en rollos de pergamino o pieles de animales curtidas. Los rollos de Torá siguen usándose en las sinagogas pero, dado que no contienen vocales, los lectores a veces consultan colecciones del Pentateuco para obtener la pronunciación apropiada.

"El Pentateuco de Washington sobrevive como uno de los textos más raros y mejor preservados que sirven de base para muchas biblias modernas", explicó durante la presentación Herschel Hepler, curador bíblico del museo.

"Este libro notable presenta el texto masorético: la autoridad textual de la Biblia Hebrea en la tradición judía, cristiana y occidental", añadió Hepler quien explicó que el Pentateuco de Washington es uno de los únicos dos que hay en Estados Unidos y el único totalmente intacto.

La comunidad judía obsequió el volumen al arzobispo de Kersón, en Ucrania, en 1835 y el libro luego pasó a la Academia Teológica de Moscú antes de que varios coleccionistas israelíes lo adquirieran.

Hace dos años la Colección Green, dirigida por el multimillonario Steve Green de la cadena de tiendas de artes y artesanías Hobby Lobby, le compró el ejemplar al financista israelí David Sofer, quien vive en Londres y colecciona manuscritos antiguos.

Secciones