Noticias

24/04/2018

CCIU condena ataque a parroquia en Arroyo Seco



El País

En la madrugada del domingo otra parroquia de la Iglesia católica fue víctima de un atentado con bomba de pintura roja. Esta vez, los vándalos también arrojaron un cóctel molotov en la puerta de entrada, la cual tomó fuego y se apagó por las lluvias. El ataque fue a la iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, de la calle Tapes entre Jujuy y San Juan, en Arroyo Seco.

El arzobispo de Montevideo, cardenal Daniel Sturla, dijo ayer a Radio Monte Carlo que se hizo una denuncia policial. "Nuevamente fue una bomba de pintura roja, pero también de las otras, de las que se prenden fuego, no sé si es molotov o cuál es. Lo cierto es que hubo fuego en la puerta de la iglesia de Tapes. Una pena realmente, es la segunda vez. Y esto nos aflige mucho", declaró.

Sturla dijo que además de hacerse la denuncia policial, él trató de contactarse "con alguna otra autoridad para ponerla al tanto del hecho". También evaluaba ayer formular la denuncia ante la Justicia, lo cual no había podido hacer porque el domingo es un día muy ocupado para la actividad eclesiástica y este fin de semana en particular hubo ordenaciones sacerdotales. El cardenal agregó que no llegaron a hacer inscripciones en la fachada porque las rejas impidieron llegar hasta ella.

No obstante, en los muros sobre la calle hay dos grafitis hechos por parciales de una institución deportiva, con una tinta de un color muy similar.

Como se recordará, la Iglesia católica ya manifestó su preocupación por el acto de vandalismo que sufrió la parroquia del Cordón durante la marcha del pasado 8 de marzo, en la que un grupo feminista radical arrojó bombas de pintura contra su frontispicio. Desde distintos ámbitos sociales se criticó el ataque. Y organismos del Estado como la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh) se pronunciaron en contra.

"La Inddhh se ha pronunciado en anteriores oportunidades respecto a la necesaria garantía del derecho a la libertad de expresión y a la protesta pacífica. En una comunidad democrática, el ejercicio de estos derechos debe estar siempre unido al esfuerzo colectivo para generar un clima de convivencia, donde prime el respeto por la diversidad de ideas, creencias y opiniones", expresó.

Sturla, quien por esos días se encontraba en Roma participando del plenario de la Pontificia Comisión para América Latina, se refirió al tema en su columna de Radio Oriental, la emisora de la Iglesia católica.

"Espero que tanto las autoridades como los distintos voceros de tantos grupos puedan expresar el repudio a una acción minoritaria que enchastra, no tanto a la iglesia del Cordón y a la misma Iglesia, sino a una marcha que tiene su derecho y su razón de ser", indicó la autoridad eclesiástica.

El ataque se veía venir luego de que tras otra marcha feminista, realizada el año pasado, varios templos fueron grafiteados. Finalmente, la fachada de la Iglesia del Cordón pudo ser recuperada con la colaboración de algunos voluntarios.

Comunicado.

A media tarde de ayer, la Arquidiócesis de Montevideo emitió un comunicado titulado "Nuevo atentado contra una Iglesia católica. Artefactos incendiarios y bombas de pintura fueron arrojados contra la Parroquia ubicada en la calle Tapes". En el mismo, se señala que en la madrugada del domingo "bombas con combustible y pintura roja fueron arrojadas a la fachada del templo parroquial Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, sito en la calle Tapes, esquina San Juan. El atentado revistió entidad, ya que las primeras provocaron un principio de incendio en la puerta principal, el cual se extinguió sin necesidad de intervención alguna gracias al clima lluvioso de la madrugada".

La Arquidiócesis de Montevideo considera que "acciones violentas y peligrosas de este tipo, contra edificios dedicados al culto, ponen en riesgo la integridad física de personas inocentes, e implican un importante daño patrimonial e histórico, razón por la cual se radicó la denuncia correspondiente, en la seccional 6ª de la Policía. Supone además una agresión al sentimiento religioso de gran parte de nuestra población y a la sana convivencia de una sociedad libre y plural".

La Iglesia de la calle Tapes, de estilo neorrománico, fue inaugurada en 1899, aunque se terminó de construir el 25 de abril de 1901. Se trata de una réplica mejorada de una iglesia de la ciudad de Aquisgrán, en Alemania, que fue destruida por un bombardeo de 1943, durante la Segunda Guerra Mundial.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones