Noticias

13/12/2018

Enlace Judío México

Conoce la historia de Stan Lee, el genio de Marvel y creador de los Avengers






Hay un dicho el cual dice que tiempos duros trae hombres fuertes. Nada podría describir mejor la situación de los judíos estadounidenses a lo largo de la primera mitad del siglo XX. Eran hombres y familias que venían huyendo de la persecución en todas las esquinas del mundo. Llegaron a una tierra que los recibió con las manos abiertas, sin embargo en la cual la pobreza era la norma. Como inmigrantes les fue muy difícil adaptarse a una cultura ajena a la suya y durante décadas pasaron hambre.

En estos ambientes fue que se creó el mundo de los superhéroes. Dibujantes y escritores como Joe Shuster, Jack Kirby y Jerry Siegel crecieron en los ambientes más hostiles que puede crecer un adolescente; un mundo sórdido, inseguro y doloroso. Sin embargo, como buenos artistas lograron hacer de su dolor un mensaje de crecimiento para el mundo. Crearon superhéroes encargados de levantarse cuando la situación se ponía difícil, de defender a los indefensos, proteger a los caídos y darle al mundo una razón para vivir y luchar. Ésta es la historia de uno de ellos Stan Lee que creó a los personajes de los Avengers.

Stanley Martin Lieber (1922 – 2018) nació en Manhattan en el seno de una familia inmigrantes judeo-romaniota. Creció en la pobreza y trabajó en todo tipo de empleos desde una edad temprana, entre ellos vender suscripciones a un periódico. Soñaba en convertirse el siguiente gran novelista estadounidense de sus tiempos y empezó por escribir obituarios en su tiempo libre.

Al graduarse de la preparatoria (a sus 16 años), consiguió un trabajo como asistente en “Timely Comics”, la compañía de su primo político Martin Goodman. Lieber pasó su tiempo rellenando tinteros, limpiando borrones de goma y trayendo los sándwiches por ocho dólares la semana. Hasta que tuvo la oportunidad de escribir algo propio. Joe Simon y Jack Kirby (también judíos) habían propuesto un nuevo superhéroe que sería un éxito y necesitaban quién hiciera el contenido. Le dieron al joven escritor la oportunidad de empezar y así fue cómo surgió “Capitán América.” Publicó su primera historia con el nombre de “Stan Lee”, ya que en ese entonces los escritores de comics eran mal vistos y se avergonzaba de poner su nombre verdadero.

La tira fue un éxito rotundo, lo que convirtió a Lee en un escritor. Cuando Kirby y Simon abandonaron Timely Comics, Goodman ascendió al joven a editor temporal, aunque tenía apenas 19 años de edad. Conforme sus historias fueron siendo cada vez más exitosas, Lee pasó de ser editor temporal a editor principal, posición que sostuvo durante treinta años (excepto los años de servicio que cubrió durante la Segunda Guerra Mundial).

Timley Comics con el tiempo cambió su nombre a Marvel Comics, y Lee sería co-creador (junto con Jack Kirby) de muchos de los superhéroes más populares en el mundo como Spiderman, Iron Man, Hulk, los X-Men, Los Cuatro Fantásticos y los Avengers. Las historias y los héroes de Lee fueron especiales en el sentido de que no retrataban el típico protagonista puro sin faltas. Sus creaciones eran más complejas tenían los problemas del día a día y muchas delas veces eran simplemente ñoños.

Las historias exploraban temas mucho más profundos y a veces oscuros. Esto fue lo que las hizo populares y abrió el mercado de los comics a una audiencia mucho más amplia. Lee también fue el primero en conectar a los escritores con sus fans en la joven industria. Esto ayudó a fortalecer la creciente comunidad que se formaba alrededor los libros gráficos.

A diferencia de otros editores, siempre dio crédito a los escritores y dibujantes en las portadas de los volúmenes e incluso mencionaba a ayudantes y tipógrafos que antes no solían ser mencionados. También adoptó las banderas del cambio social, hablando de temas serios que todavía eran tabú (como el abuso de drogas) e introduciendo los primeros superhéroes africanos (Pantera Negra 1966) y estadounidenses negros (Falcon 1969) a la industria de los comics.

Lee escribió innumerables historias, editó casi todas las demás y abrió su propia columna mensual “Stan’s Soapbox” (“La Plataforma de Stan”). En 1981 se mudó a Los Ángeles para llevar a Marvel del libro a la televisión. Trabajaría como productor en diversos shows televisivos y películas de Marvel, especialmente en el actual Universo Cinematográfico de Marvel, la compañía más grande de películas de superhéroes del mundo. También fue un gran filántropo, abrió su propia fundación con el nombre de Stan Lee Foundation, falleció hace un mes a sus 95 años de edad.

Secciones