Noticias

06/03/2018

Discriminación y xenofobia en Uruguay




El pasado mes de diciembre, llegaba a su fin un reality que “enfrentaba” a tres mujeres. De acuerdo avanzaba el momento de definir la ganadora, las redes se llenaban de mensajes de aliento o reprobación, de apoyo o desagravio, de alegría o indignación.

Estas euforias expusieron sentimientos discriminatorios, xenófobos y antisemitas, como los tweets posteados por Lucía Quiroga, que atacaba a una de las participantes por su condición de judía.

Compartimos la carta que, en el día de ayer, remitiera al Comité Central Israelita del Uruguay, trasmitiendo sus “más sinceras disculpas” por sus “desafortunados dichos”… extensivo a “todas aquellas personas que se vieron afectadas”.

Comité Central Israelita del Uruguay.

PRESENTE

Por este medio, hago llegar mis más sinceras disculpas al Comité Central Israelita del Uruguay, a toda la colectividad Judía de nuestro país y a todas aquellas personas que se vieron afectadas por mis desafortunados dichos realizados el mes de diciembre del pasado año en la red social Twitter; ya que los mismos fueron totalmente desproporcionados, injustificados y absolutamente innecesarios, sin tomar conciencia de las palabras que empleé en aquel momento. No reflejando en absoluto mi pensamiento hacia el pueblo israelí, el cual merece mi total respeto por su basta historia de lucha y sacrificio ante injustas adversidades.

Por otro lado, es menester aclarar que no profeso ninguna ideología, movimiento, culto, y demás, que promuevan el antisemitismo; mi actitud fue reaccionaria y espontánea pero de ninguna manera supone un peligro a su comunidad.

Me comprometo a tomar más precaución a la hora de seleccionar mis palabras y darle un uso adecuado y sensato a las redes, por ello he optado por eliminar dichas publicaciones; brindándoles la tranquilidad de que este hecho no va a volver a repetirse.

Para finalizar deseo expresarles que lamento que mi acercamiento a la colectividad haya sido bajo estas circunstancias y no en un ámbito de cordialidad y respeto que es lo que todos nos merecemos. Por lo pronto, no queda más que pedir eternas disculpas, agradeciendo la comprensión que han tenido conmigo desde un primer momento a través del diálogo que mantuve con la Sra. Gabriela Fridmanas.

Sin más, los saluda atentamente, Lucía Quiroga Conde.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones