Noticias

20/09/2019

El reino de Edom






CBN News

Científicos israelíes encuentran el reino bíblico de Edom, fundado por Esaú

Investigadores israelíes han descubierto la evidencia que respalda el relato bíblico del antiguo reino de Edom.

El reino de Edom existió durante los siglos XII y XI a.C. y fue fundado por el hijo mayor de Isaac, Esaú. Estaba ubicado en Transjordania, entre Moab al noreste, Aravá al oeste y el vasto desierto de Arabia al sur y al este.

Génesis 36:31 dice que Edom era una tierra próspera mucho antes de que "cualquier rey israelita reinara". Pero durante años, los expertos no encontraron prácticamente ningún registro arqueológico que confirmara cuándo y dónde existió Edom, lo que llevó a muchos a dudar del relato bíblico.

Ahora, un estudio innovador publicado en PLOS One por un equipo de científicos israelíes y estadounidenses descubre que Edom realmente existía en el momento y lugar que describe la Biblia.

"Utilizando la evolución tecnológica como un proxy para los procesos sociales, pudimos identificar y caracterizar el surgimiento del reino bíblico de Edom", explicó el profesor Ben-Yosef del Proyecto del Valle Central de Timna de la Universidad de Tel Aviv. "Nuestros resultados demuestran que sucedió antes de lo que se pensaba anteriormente y de acuerdo con la descripción bíblica".

Ben-Yosef, el profesor Tom Levy de la Universidad de California y su equipo fueron al desierto de Aravá en el actual Israel y Jordania para analizar la fuente de la riqueza del reino: el cobre.

Específicamente, el equipo analizó la escoria, los desechos sobrantes de la extracción de cobre, para determinar que Edom no solo existía en el momento que la Biblia lo describe, sino que también era poderoso y tecnológicamente avanzado.

"Con técnicas avanzadas de análisis químico, análisis arqueológico e investigación microscópica pudimos entender cómo las personas fabricaban cobre y descubrir si estaba organizado por un equipo central de personas. Los resultados son bastante sorprendentes y nos dicen que algo grande sucedería bastante temprano, al menos ya en el siglo XI a.C.", dijo Ben-Yosef a CBN News.

El análisis del cobre data del reino de Edom unos 300 años antes de lo que se pensaba anteriormente, justo en el momento en que la Biblia dice y antes de que cualquier rey gobernara a los hijos de Israel.

"Apoya la noción de que, efectivamente, no solo había personas en la región en ese período, sino un reino fuerte. Fue responsable de hacer que esta industria a gran escala produjera cobre. No se puede exagerar la importancia del cobre en ese momento", precisó Ben-Yosef.

El cobre era un material precioso utilizado en la antigüedad para crear armas, herramientas agrícolas y mucho más.

"Si querías ser fuerte, necesitabas cobre", dijo Ben-Yosef.

El equipo también encontró evidencia que vincula a Edom con otro evento bíblico importante: la invasión de Tierra Santa por el faraón Shoshenq I (el "Shishak" bíblico), que saqueó Jerusalén en el siglo X a.C.

Ben-Yosef dijo que el faraón no estaba interesado en destruir a los edomitas, sino que los introdujo a la tecnología del cobre que transformó completamente la región.

"Como consumidor de cobre importado, Egipto tenía un interés personal en racionalizar la industria. Parece que, a través de sus lazos a larga distancia, fueron un catalizador de innovaciones tecnológicas en toda la región. Por ejemplo, el camello apareció por primera vez en la región inmediatamente después de la llegada de Shoshenq I", dijo.

Ben-Yosef explicó que sus nuevos hallazgos sugieren fuertemente que la Biblia tenía razón incluso cuando la evidencia arqueológica original no parecía coincidir.

"Nuestros nuevos hallazgos contradicen la opinión de muchos arqueólogos de que el Aravá estaba poblado por una alianza de tribus, y son consistentes con la historia bíblica de que había un Reino Edomita aquí", concluyó Ben-Yosef.

Secciones