Noticias

10/08/2020

Ynet Español- por Elior Levy (adaptado por Leandro Fleischer)

Juegos de extorsión








Hamás vuelve a jugar sus juegos de extorsión

Con los explosivos y globos incendiarios que volvieron a volar desde la Franja de Gaza a Israel en los últimos días, Hamás estaba demostrando su insatisfacción a Israel, Egipto, la ONU y, principalmente, a Qatar.

Parece que existe un vínculo directo entre la reanudación del lanzamiento de explosivos adjuntados a globos y la incertidumbre respecto del futuro de la ayuda financiera que Qatar ha estado transfiriendo a la Franja de Gaza cada mes durante los últimos dos años.

Si bien el lanzamiento de explosivos lo llevan a cabo supuestas subunidades civiles, aparentemente, Hamás los opera en secreto y con la aprobación de la organización.

El diario libanés Al Akhbar, cercano a Hamás, informó el sábado por la mañana que el grupo terrorista envió un mensaje a la inteligencia egipcia de que el período de calma en la frontera con Gaza terminaría. Esto se debió a que el grupo siente que Israel está impidiendo la ejecución de proyectos de desarrollo a gran escala para ayudar a mejorar la situación humanitaria en el enclave costero que gobierna.

Estas mismas fuentes que brindaron los detalles al periódico libanés estimaron que las tensiones en la frontera de Gaza aumentarían en los próximos días, ya que esperan que las facciones terroristas en la Franja respondan a cada ofensiva israelí en respuesta a globos e incluso cohetes.

Las amenazas de Hamás coinciden con el pronto vencimiento de la transferencia de la ayuda catarí mensual a la Franja de Gaza, y el grupo no ve ninguna intención o iniciativa para reanudar la transferencia de los fondos en estos momentos.

En marzo, Qatar extendió la entrega de dinero por otros seis meses, por lo que en septiembre vencerá la entrega de subvenciones cataríes.

Parece que Hamás ha decidido aumentar la presión en la frontera porque el liderazgo de la organización cree que, de este modo, empujará a Qatar a extender aún más la ayuda y romperá el estancamiento actual sobre el asunto.

En los últimos días se han detectado decenas de ataques con globos explosivos cerca de la frontera de Gaza: el sábado por la mañana se halló una granada de mano improvisada adjuntada a globos cerca del kibutz Nir Oz, en el Consejo Regional de Eshkol, y los Servicios de Bomberos y Rescate informaron que se produjeron tres incendios forestales en Eshkol por globos incendiarios lanzados el jueves.

La Autoridad de Parques y Naturaleza informó que alrededor de 75 acres se incendiaron en la Reserva Natural Be'eri.

Por la tarde, la policía neutralizó un artefacto explosivo adherido a un globo que estaba ubicado en la zona industrial de la ciudad de Arad, cerca del Mar Muerto.

En respuesta, las FDI bombardearon varios objetivos militares de Hamás en la Franja durante la noche del viernes. La Unidad de Portavoces de las FDI informó que aviones israelíes atacaron la infraestructura subterránea de Hamás en el norte de Gaza.

Después del ataque, el ministro de Defensa, Benny Gantz, escribió en Twitter que "el Estado de Israel no aceptará ninguna violación de su soberanía y ningún daño causado a los residentes del sur".

"Necesitan entender en Gaza que no hay otra solución, solo el regreso de los chicos [los soldados caídos Hadar Goldin y Oron Shaul y los civiles cautivos Hisham al-Saeed y Avera Mengistu] y la calma llevarán crecimiento económico a la Franja. Por si las organizaciones terroristas aún no se han dado cuenta, quien ponga a Israel a prueba, será fuertemente golpeado”.

Secciones