Noticias

23/08/2019

La rica historia al descubierto






Israel21c- por Naama Barak

Obras viales revelan el mayor pueblo neolítico de Israel

Luego de excavaciones en la entrada a Jerusalén se hallaron miles de puntas de flecha, piezas de joyería y figuras hechas hace unos 9.000 años.

Las obras viales en Israel casi siempre tienen implícito algo de aventura al estilo de Indiana Jones. Lo que ocurre es que esta es una tierra con una historia tan rica que es probable que el hecho de remover un poco de tierra resulte en algún tipo de hallazgo arqueológico.

Esto acaba de ocurrir de nuevo luego de que excavaciones realizadas para la construcción de una nueva entrada a Jerusalén permitieran descubrir la localidad más grande del Neolítico conocida en Israel. Las obras fueron iniciadas y financiadas por la compañía nacional de infraestructura de transporte.

El poblado, de unos 9.000 años de antigüedad, parece haber sido el hogar de entre dos y tres mil personas y estaba compuesto por grandes edificios privados, instalaciones públicas, espacios para rituales y callejones.

También se descubrieron ofrendas hechas de vidrio volcánico, conchas marinas y cuentas de alabastro, así como cobertizos de almacenamiento que dan testimonio de la actividad agrícola intensiva de la época.

Además, los arqueólogos descubrieron miles de puntas de flecha, piezas de joyería y estatuillas.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) llevó a cabo la excavación cerca de Motza a unos cinco kilómetros de Jerusalén. Si bien hoy en día el área es famosa por su tránsito intensivo, en el pasado fue una localidad importante debido a su ubicación estratégica en el camino desde la región de Shefela a Jerusalén.

«El hallazgo de este increíble lugar en Motza despierta un gran interés en la comunidad científica ya que cambia algunas teorías sobre lo que se pensaba acerca del período Neolítico en esta zona», afirmaron Hamoudi Khalaily y Jacob Vard, directores de excavaciones de la IAA,. Hasta ahora se creía que los sitios de ese tamaño existían solo en la otra orilla del río Jordán o en la zona del Levante del Norte.

«Hallamos un sitio complejo en el que existían diversos medios económicos de subsistencia. Y todo esto solo algunas decenas de centímetros debajo de la superficie. Todos lo que encontramos fue registrado con una innovadora tecnología tridimensional para que podamos seguir investigando el sitio incluso después de la excavación”, agregaron los especialistas.

Secciones