Noticias

09/08/2018

PorIsrael- por: Seth Frantzman y Omar Mohammed Fuente: Middle East Forum

Luego de ISIS, los secretos del Mosul judío emergen de los escombros




A un año después que la segunda ciudad más grande de Irak fuese liberada de las garras de ISIS, el diverso y enriquecedor pasado de Mosul está retornando a la vida lentamente.

Uno de los lugares más fascinantes que surgieron luego de la derrota de ISIS ha sido una de las antiguas sinagogas judías de la ciudad de Mosul.

ISIS tomó control de Mosul en junio de 2014 y lo mantuvo durante casi 3 años, sometiendo a muchos lugares religiosos, incluyendo antiguas tumbas musulmanas, templos Yazidi, mezquitas chiitas e iglesias cristianas, a una destrucción sistemática. Los miles de años de historia de la ciudad que ISIS no destruyó sufrieron graves daños durante los 9 meses de batalla entre ISIS y el ejército iraquí que se extendió desde octubre de 2016 hasta julio de 2017. La antigua ciudad de Mosul, sobre el lado oeste del río Tigris, fue borrada en los combates cuando ISIS intentó mantener todas y cada una de las calles. En junio, 2017 los extremistas volaron por los aires la antigua mezquita Nuri, un exquisito símbolo de Mosul.

De las ruinas ha surgido un deseo vibrante de los residentes locales de revivir la historia, vida cultural y la diversidad de la ciudad. Los residentes que sufrieron bajo el gobierno de ISIS, así como también los refugiados que retornan, quieren traer nuevas energías a la ciudad como una forma de mostrar la diversidad del pasado y un futuro que nunca más se rendirá al extremismo de grupos tales como ISIS. “Después de Daesh [ISIS] todos quieren mejorar sus vidas, para salir del mal momento en el que estuvimos. Por eso todos queremos seguir adelante”, dijo Raffal Khaled al Centro Sawab, que trabaja en contra del extremismo en la red.

“Es genial ver a los estudiantes Yazidi de vuelta en Mosul, algo que nunca hubiésemos comprendido un año atrás”, tuiteó Murad Ismael, director ejecutivo de Yazda, una organización que trabaja con yazidis quienes sufrieron de genocidio bajo el control de ISIS.

La biblioteca local una vez más ha comenzado a recolectar donaciones de libros, la universidad está siendo renovada y Moslawis, como la llaman los durables residentes de la ciudad, una vez más celebran eventos culturales. La UNESCO también comenzó una campaña para “revivir el espíritu de Mosul”, la cual se centrará en la reconstrucción y recuperación de Mosul.

Quizás uno de los desarrollos más extraordinarios en la ciudad es el descubrimiento de restos de una antigua presencia judía en Mosul. Esto incluye la sinagoga del Antiguo Mosul, sus paredes teñidas de azul y una inscripción hebrea sobre una puerta, descubierta recientemente. Trabajando con fotógrafos locales y residentes, estos lugares judíos están siendo identificados entre los escombros.

Mosul tuvo una próspera comunidad judía cuyas raíces se remontan al siglo 8 a.C. Existen tumbas en Mosul y muy cerca del lugar que conmemoran a los profetas bíblicos Jonah y Nahum: ISIS hizo volar por los aires la tumba de Jonah, conocida como Nabi Yunis en árabe, en julio, 2014.

Muchos otros lugares judíos locales eran conocidos por la población local, pero se mantuvieron en secreto después de que los últimos judíos salieron de Mosul. La comunidad escondió inscripciones y artefactos con amigos de la familia; estos fueron pasados a otros o dejados de lado en el olvido. El hecho de que estuvieran ocultos los mantenía a salvo de los invasores del grupo ISIS. Algunos de los lugares, como la sinagoga, fueron usados para otros fines: ISIS convirtió la sinagoga en un área de almacenamiento de bombas y la utilizó como escondite para evitar ataques aéreos de la coalición, según la Voz de América. El antiguo barrio judío en Mosul se llamaba ‘Mahalet Al-Yahud’ (barrio judío) y ahora se llama ‘Ahmadiya’.

Luego de disminuir la destrucción por los combates en el 2017, encontramos a un residente local que pidió permanecer en el anonimato y que publicó fotografías que circulaban en la red privadamente de inscripciones y edificios antiguos. Este no sabía de qué trataban las imágenes, pero alguien notó las letras hebreas. Los residentes pensaron que uno de los edificios era “simplemente un lugar de desechos”. Lo revisamos y la inscripción en un dintel de piedra era realmente en hebreo. No es de extrañar que la gente pensara que el lugar era solo de “escombros”: un soldado estadounidense escribió sobre como halló el edificio en el 2003 y lo describió como un “vertedero de basura”.

Desde ese momento, los pobladores han encontrado otra edificación enterrada bajo los escombros que creen solía ser una sinagoga, así como también una antigua escuela de chicas judías y otros artefactos de la desaparecida comunidad judía.

Sinagoga de Mosul – Imagen de Mosul Eye (imagen de portada)

Desde que publicamos por primera vez fotografías en la red en Twitter, los descendientes de judíos de Mosul se han puesto en contacto a través de Twitter, recordando las memorias familiares de la ciudad. “Increíble, mi madre nació en Mosul. Será muy emocionante para ella [ver las fotografías]. Tal vez sea la sinagoga a la que acudió con su padre el sábado por la mañana cuando era una pequeña”, titeó Ronit Yamin.

Yona Sabar, una académica judía de Zakho y profesora emérito en la Universidad de California, Los Ángeles, le dijo al medio de comunicación local kurdo Rudaw que las inscripciones encontradas eran de Deuteronomio. Una de las inscripciones publicadas en la red se refería a un líder de la comunidad judía de Mosul que vivió a principios del siglo 20 y ayudó a construir una sección de la sinagoga de Sasson en Mosul.

El desafío ahora es preservar estos lugares y artefactos, dicen los pobladores. Existen muchos obstáculos, uno de los cuales es que la ciudad necesita una gran reconstrucción a un año después de su liberación. Los lugares religiosos también enfrentan otras amenazas. En Irak, desde la derrota de ISIS, ha surgido una corriente de contrabandistas que andan saqueando las antigüedades iraquíes y los académicos están preocupados de que artefactos del patrimonio judío local puedan ser los siguientes en ser saqueados.

“Irak, que se ha enfrentado al terrorismo y ha triunfado, está plenamente consciente del poder de la cultura en traer de vuelta la esperanza y la paz y restaurar los lugares agrícolas, museos, edificaciones y el patrimonio intangible que el terrorismo ha destruido”, dijo Fryad Rawandouzi, Ministro de Cultura, Turismo y Antigüedades de Irak a Gulf News. “La cultura contribuye a la coexistencia pacífica”.

Seth Frantzman es miembro del Foro del Medio Oriente. Omar Mohammed dirige el blog Mosul Eye, es investigador de doctorado sobre el tema de la historia de Mosul y sobrevivió a la guerra bajo el mandato de ISIS mientras blogueaba anónimamente sobre la historia y resistencia de la ciudad.

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones