Noticias

28/05/2020

Terroristas financiados por UE






Hatzad Hasheni- por Orit Arfa (JNS)

ONG palestinas con terroristas en su nómina podrían recibir financiación de la Unión Europea Una carta emitida por el principal diplomático de la Unión Europea hacia los territorios palestinos, en donde presuntamente se permite que terroristas se beneficien de la financiación de la UE ha preocupado a grupos pro-israelíes, especialmente porque la UE se equivoca en este tema.

La Unión Europea ha sido criticada por el gobierno de Israel, grupos de defensa judíos y miembros del parlamento europeo por una carta emitida por el alto diplomático de la UE que supervisa los territorios en disputa. A estos grupos les preocupa que la carta permita que las ONG palestinas reciban fondos de la UE, incluso si emplean a personas afiliadas a grupos terroristas designados por la UE.

Daniel Schwammenthal, director del Instituto Transatlántico del Comité Judío Americano con sede en Bruselas, lidera un esfuerzo para confrontar a la Unión Europea sobre el asunto. “Es impactante, por decir lo menos, que el máximo representante de la UE en Ramallah dijo a las ONG palestinas que la idea que se les pidió romper los lazos con los terroristas para recibir fondos de la UE no era más que ‘información errónea'”, dijo. “Para un funcionario de la UE aparentemente adoptar el lenguaje de los intransigentes palestinos, que habitualmente se refieren al apoyo y la pertenencia a grupos terroristas como ‘posiciones políticas y afiliaciones legítimas’, es como menos impresionante”.

La carta del 30 de marzo fue emitida por el jefe de la Oficina de la UE a Cisjordania y la Franja de Gaza, Sven Kühn von Burgsdorff, a la Red de ONG palestinas (PNGO) que representa a 135 ONG. El párrafo principal de la afirmación dice: “Se entiende que una persona física afiliada, que simpatiza o apoya a cualquiera de los grupos o entidades mencionados en la lista restrictiva de la UE no está excluida de beneficiarse de actividades financiadas por la UE a menos que su nombre y apellido (confirmando su identidad) correspondan a cualquiera de las personas físicas en las listas restrictivas de la UE”.

La carta tenía la intención de aplacar a las ONG palestinas enojadas por una cláusula reciente de sus contratos con ONG de todo el mundo que les prohibía emplear a cualquiera en la lista de la UE de “medidas restrictivas”, es decir, grupos terroristas en la lista negra. En los territorios palestinos, estos incluyen a Hamás, las Brigadas Izz-Adin Al-Qassam, la Brigada de Mártires Al-Aqsa, la Jihad Islámica y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (PFLP). Las ONG se negaron a firmar los contratos actualizados, incluso a riesgo de perder fondos de la UE, si sus empleados debían renunciar a afiliaciones a estas organizaciones.

El Ministerio de Relaciones Exteriores convocó y reprendió al embajador de la UE en Israel, Emanuele Giaufret, por la carta y, tras la publicación de la carta de von Burgsdorff, el Ministerio de Asuntos Estratégicos de Israel publicó un informe titulado “Blood Money”, que detalla un estudio de caso del europeo. ONG financiada por Addameer, que emplea a terroristas probados del PFLP como activistas de derechos humanos.

El ministro de Asuntos Estratégicos de Israel, Gilad Erdan, dijo en un comunicado: “Desafortunadamente, la Unión Europea capituló ante la presión palestina. Millones de euros, que ya han sido transferidos por países europeos a la organización palestina Addameer, ilustran el peligro en la postura de la UE. Este es un precedente peligroso que podría permitir a los grupos terroristas la oportunidad de lavar sus finanzas”.

Dentro de la Unión Europea, se han escrito dos cartas de protesta por separado al Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell: uno por 35 parlamentos pertenecientes al bloque conservador/de derecha, y otro por seis miembros del Translatantic no partidista. Grupo intraparlamentario Amigos de Israel (TFI).

“La comunicación del Representante de la UE von Burgsdorff fue simplemente demasiado escandalosa para no reaccionar”, dijo el eurodiputado Charlie Weimers (Suecia), co-iniciador de la carta de los conservadores y miembro de los Comités de Asuntos Exteriores y de Interior a JNS por correo electrónico. “En esencia, proporciona una hoja de ruta sobre cómo eludir la ley antiterrorista de la UE. Defiende lo indefendible y, por lo tanto, era un deber moral reaccionar y hacerlo públicamente”.

La eurodiputada Carmen Avram (Rumania), miembro de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, firmó la carta de TFI. “No lo encuentro de acuerdo con nuestros valores y principios y regulaciones internas”, dijo Avram en una entrevista telefónica. “Tenemos que tomar la comisión para responder y decirnos si esta es la nueva actitud de la Unión Europea”. En respuesta a una consulta por correo electrónico solicitando una aclaración sobre la carta de von Burgsdorff, Ana Pisonero-Hernández, portavoz de Neighborhood and Ampliación, Cooperación Internacional y Desarrollo, presentó una declaración general sobre la política de la UE, objetando las acusaciones de su incitación o terror.

“Se requiere que los beneficiarios de la financiación de la UE se aseguren de que estos fondos no estén disponibles, directa o indirectamente, para entidades, individuos o grupos, que han sido designados bajo medidas restrictivas de la UE, o para sus representantes”, dijo. Cuando se le preguntó si la carta de von Burgsdorrf es compatible o no con esta política, ella respondió: “Nuestras reglas no han cambiado en este asunto y son muy claras”.

Se requiere que la Comisión Europea responda cartas parlamentarias formales, pero la respuesta puede demorar varias semanas, especialmente porque el plenario no está actualmente en sesión debido al coronavirus y los eurodiputados están en sus oficinas centrales. El Gobierno de Israel también ha recibido vagas garantías. Cuando se le presionó para abordar específicamente la controvertida carta, Pisonero-Hernández respondió varios días después: “La carta enviada por el Embajador Kühn von Burgsdorff se refiere exclusivamente a la aplicación de nuestras medidas restrictivas y explica a los beneficiarios palestinos (= organizaciones de la sociedad civil) sus propias obligaciones contractuales relacionadas con el cumplimiento de las listas de sanciones de la UE. No tenía la intención de reflejar la gama completa de salvaguardas existentes. Estas salvaguardas hacen que la participación de entidades, individuos o grupos afiliados / vinculados / que apoyan organizaciones terroristas sean categóricamente incompatibles con cualquier financiamiento de la UE. Ha habido sugerencias engañosas de que el cumplimiento de las medidas restrictivas de la UE es una nueva obligación o que era específico de Palestina. Este no es el caso. Estamos haciendo el alcance necesario para que esta posición sea muy clara para todos los interesados”.

“La portavoz dice que el Sr. von Burgsdorff no tenía la intención de explicar todo el mecanismo de salvaguardia. ¿Pero no debería haber sido exactamente su trabajo, asegurarse que las ONG palestinas entiendan la política de la UE? Porque a juzgar por su carta, deben asumir que son libres de contratar terroristas. Y si la cláusula antiterrorista no impide que la UE financie a las ONG comprometidas, como parece sugerir la portavoz, ¿cuáles son estas otras salvaguardas que supuestamente evitan que eso suceda?

Además, el Comisionado de Vecindad y Ampliación de la UE, Oliver Varhelyi, rechazó severamente la noción de que podría haber financiamiento del terrorismo con fondos de la UE y ordenó una investigación al respecto. “Tendrán que profundizar, y si hay alguna preocupación, actuaremos de inmediato”, dijo el comisionado húngaro en respuesta a una pregunta de un eurodiputado español, que preside la delegación UE-Israel para las relaciones con Israel, durante una reunión el martes de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

La vicepresidenta de NGO Monitor, Olga Deutsch, acogió con beneplácito la declaración y dijo que crea una oportunidad para “comprometerse” con Bruselas en este tema. “Será crucial ahora cómo la UE decidió quién llevará a cabo la investigación de la UE y qué forma adoptará. La Comisión debería examinar de cerca a las ONG palestinas que ha financiado al menos en los últimos tres años, comenzando con las que hemos marcado durante años como vinculadas al terrorismo”, dijo.

Deutsch agregó que quedan dudas sobre la sanción en los casos en que se prueban los vínculos terroristas, señalando que “el Monitor de ONG ha rastreado al menos 6 millones de euros de financiamiento de la UE a las ONG vinculadas al grupo terrorista PFLP”.

“Seguimos esperando una declaración oficial de la Comisión sobre este asunto, así como una renuncia a la carta del diplomático Sven Kühn von Burgsdorff que dice a las ONG palestinas que no deben preocuparse por las restricciones de financiación antiterroristas de la UE”.

Sin embargo, dentro de la UE, Weimers dijo que continuará presionando el tema: “El SEAE [Servicio Europeo de Acción Exterior] a menudo se esconde detrás de declaraciones genéricas vagas”, dijo Weimers. “Debe ser muy vergonzoso para ellos tener un alto funcionario de la UE que comunique una hoja de ruta sobre cómo eludir la ley antiterrorista de la UE”. Es imposible defender las acciones del Sr. von Burgsdorff. Si su carta fue escrita con el conocimiento previo de sus superiores, entonces tenemos un problema aún más grave”.

Secciones