Noticias

18/11/2019

Textos ocultos






Enlace Judío México

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv descubren textos ocultos en fragmentos de la época del primer templo

Utilizando una cámara digital doméstica modificada y una nueva técnica revolucionaria para la realización de imágenes multiespectrales, un equipo interdisciplinario de la Universidad de Tel Aviv descubrió inscripciones en hebreo nunca antes vistas en un fragmento de la época del Primer Templo.

El descubrimiento plantea la posibilidad de que otros fragmentos “en blanco” de la época también pueden contener textos desconocidos, y hay ahora planes para un nuevo examen amplio de todos los fragmentos de ese período de tiempo.

Una recopilación de 91 fragmentos de tinta sobre arcilla escritos en la víspera de la destrucción del Reino de Judá por Nabucodonosor fue desenterrado en Tel Arad, al oeste del Mar Muerto, en la década de 1960. Un hallazgo sorprendente, los fragmentos fueron encontrados juntos en el suelo de una habitación individual, en los que se identificaron inscripciones visibles que fueron descifradas a fondo por los mejores especialistas. Durante los últimos 50 años, han estado en un lugar prominente en el Museo de Israel.

Ahora, con el descubrimiento de palabras que antes eran “invisibles”, e incluso oraciones en el lado reverso “en blanco” de uno de los primeros fragmentos en ser examinado con la nueva tecnología, las piezas se han vuelto aún más importantes.

Se especula que la mayor parte de la correspondencia y la literatura de este período histórico fue escrito en papiro biodegradable. Por lo tanto, la mayor parte de las inscripciones hebreas del período bíblico que sobreviven están en ostracas. Una vez descubierto, sin embargo, la tinta en la arcilla se desvanece rápidamente; muchos fragmentos previamente considerados como “en blanco” han sido sumariamente eliminados en excavaciones o durante la grabación del artefacto.

Ahora, la técnica de imagen multiespectral de fácil uso, desarrollada por un equipo de matemáticos aplicados, arqueólogos y físicos – co-dirigidos por el arqueólogo Prof. Israel Finkelstein y la física Prof. Eli Piasetzky – dará a estas piezas de cerámica “en blanco” la oportunidad para revelar todos sus tesoros ocultos.

En un artículo publicado el miércoles en la PLOS One peer-reviewed scientific journal, El equipo describe el experimento en imagen multiespectral (MS) por imágenes realizadas sobre un ostracon (Ostracon nº 16, Israel Antiquities Authority número: 1967-990, fechada en el 600 AEC) de Tel Arad.

El nuevo texto en el lado reverso del Ostracón Nº 16 fue descubierto por casualidad, mientras fotografiaba el lado ya conocido del fragmento, Michael Cordonsky, el gerente de laboratorio de imagen tuvo la idea de dar la vuelta al fragmento – por si acaso – y encontró tres líneas de escritura de dos milenios y medio atrás que de otro modo se habrían perdido en los anales de la historia.

“Nos pareció que teníamos una gran técnica, pero resulta que buscamos asnas y encontramos un reino”, dijo el matemático Barak Sober, en alusión a la historia bíblica en la que el futuro rey Saúl busca las asnas de su padre y se reúne con el profeta Samuel, que lo unge.

Secciones