Noticias

20/03/2017

Montevideo Portal, por Ana Jerozolimski

Un aniversario que atañe a todo Uruguay, no sólo a los judíos





Este domingo fue descubierta en el Cementerio Israelita de La Paz, la lápida recordatoria en la tumba en la que descansa David Fremd, uruguayo, sanducero, asesinado por ser judío. Asesinado por otro sanducero que de Carlos Peralta pasó a llamarse Abdallah Omar, al convertirse al Islam y abrazar en dicho marco una interpretación radical, que iba de la mano de su conocido odio antisemita.

Pero el crimen de odio que le quitó la vida a este buen sanducero, de quien tantos-judíos y no judíos-hablan loas no porque ya murió sino por lo que fue en vida, no es solamente un asunto de la colectividad. En realidad, este es un aniversario que debe señalar Uruguay todo, porque el 8 de marzo marcó un antes y un después para la sociedad uruguaya.

Días atrás, a raíz de una singular actividad llevada en pro de la convivencia ciudadana y en recuerdo de Fremd, en la Sala Acuña de Figueroa del Parlamento, nos dirigimos a algunas de las figuras presentes para pedir sus opiniones sobre el significado de la fecha, testimonios todos ellos que publicamos este jueves último en "Semanario Hebreo".

Consideramos de interés publicar un resumen de los mismos también aquí.

En realidad, el primer mensaje clave , con significado nacional general, lo dio la Cámara de Diputados, cuyos miembros votaron unánimemente con su flamante Presidente José Carlos Mahía (FA) a favor de hacer un intervalo en la sesión corriente en la que estaban reunidos, para asistir al acto antes mencionado. Senadores y Diputados de distintos partidos, gobierno y oposición, se hicieron presentes para escuchar a Mahía y a la Presidenta de la INNDDHH y Defensoría del Pueblo Dra.Ariela Peralta, así como al publicista Pipe Stein, que realizaron distintos y valiosos aportes al evento, contra el odio, la discriminación y la violencia.

Monseñor Daniel Sturla, Arzobispo de Montevideo que también estuvo presente, recordó en su texto que al finalizar la presentación de Pipe Stein, proyectó en la pantalla la imagen del tuit que muy poco después del asesinato, había publicado Rafa Fremd, uno de los tres hijos de David, con la frase "El odio se combate con luz". De fondo, se oía la canción "Vengo a ofrecer mi corazón", de Fito Páez, entonada por Mercedes Sosa. Dice Sturla: "Nos invitó a permanecer en silencio durante dos minutos de reflexión mientras se escuchaba una canción. Se oían los sollozos de algunos participantes. Fue un momento conmovedor, de comunión en el dolor, y de muchísima esperanza. La victoria de los violentos es provocar más violencia, rencor, odio. "El odio se combate con luz" es un mensaje que llega al corazón y que nos permite creer en la fuerza del amor".

Señalando que a veces el mal va "disfrazado de bien", Sturla "la permanencia en el tiempo del antisemitismo disfrazado de distintos ropajes" y "algunas tendencias fuertes a la discriminación que se hacen presentes, casi sin darnos cuenta, hasta en nuestro lenguaje corriente". Recalcó que " no se trata de ser ingenuos...pero sí se trata de creer, "amén", que el odio puede ser vencido con la fuerza del amor".

El mensaje central en los mensajes que nos enviaron los distintos políticos, fue que el asesinato de David Fremd, como expresión de odio, es un asunto de todo Uruguay.

"Hace un año lo peor del mundo actual se coló en nuestra comarca. Hasta Paysandú llegó ese día un drama que creíamos lejano, pero que sin embargo de manos de un asesino se materializó ante nuestro espanto", escribió el Diputado Carlos Varela del Frente Amplio. Hizo referencia al asesinato hablando del momento en que "la insania, el odio racial, la xenofobia, la barbarie, armó la mano de otro uruguayo para que cometiera un crimen que nos alertó como sociedad ante un peligro que no queríamos ver". Por eso, pidió un "compromiso de seguir trabajando por una sociedad cada vez más integrada y democrática, único dique para los desbordes de la irracionalidad del odio racial".

Su copartidaria, la Senadora Daniela Payssé, aseguró que "este crimen de odio, generó congoja, consternación, impotencia en toda la sociedad uruguaya" y recordó que "a David lo mataron por ser judío".

Pablo Abdala, diputado por el Partido Nacional, habló directamente de un ataque antisemita. Y advirtió: "El crimen de David Fremd no debe interpretarse como un hecho aislado, de muy escasa o nula probabilidad de repetición. No fue casual ni accidental". Y en referencia implícita a la supuesta inimputabilidad hasta ahora declarada para el asesino, señaló: "Que el matador fuera un enfermo psiquiátrico y, aún, que científicamente pudiera sostenerse que no tenía plena conciencia del acto que estaba cometiendo, no altera la calificación. En algún momento, o en algún punto del proceso mental que lo determinó a cometer el atentado, la intolerancia religiosa y el antisemitismo desencadenaron su comportamiento".

Días después del asesinato, Guille, uno de los hijos de David Fremd, escribió " a papá no lo mató un loco suelto". Abdala piensa lo mismo. "Cometeríamos un grave error si nos conformáramos con la explicación de que fue, simplemente, "la acción de un loco". Cabe preguntarse, ¿Qué diferencia tiene este acontecimiento con los que suceden con frecuencia en otras partes del mundo, ya no protagonizados por psicóticos, sino por terroristas que actúan con plena conciencia y voluntad? ".

Y su mensaje cruzó banderas partidarias y creencias religiosas. "A los uruguayos debe preocuparnos mucho, por otra parte, que quien atentó contra su víctima también lo hizo contra la identidad nacional... Matar por motivos de raza o religión, para nosotros, solo era posible en sitios lejanos y en el marco de conflictos ajenos... Parecía imposible que en el Uruguay ocurriera. La sangre derramada el año pasado en Paysandú parece recordarnos que el mundo es uno solo, y los fundamentalismos afloran en cualquier lado, y en el momento menos esperado".

Finalizó con una exhortación: "Ante el daño irreparable, pues, es menester que todos, quienes adherimos a una religión y quienes no, sin ningún tipo de exclusión ideológica, política, social o cultural, hagamos que el sacrificio de David Fremd no haya sido en vano. Debemos hermanarnos, por encima de cualquier barrera convencional, para defender la libertad, el respeto y el derecho del otro a ser, pensar y sentir diferente. Eso demandará ser intolerantes con la intolerancia, combatir toda forma de violencia y luchar contra cualquier manifestación que procure sembrar el terror. Para vivir en paz y seguir siendo lo que siempre fuimos.".

No menos tajante "cultura latina" afirmando que en ella el antisemitismo ya es estructural. "Es esa mirada que se asienta en la concepción absolutamente ignorante de que los judíos son una raza y por lo tanto poseen peculiaridades propias, algo así como una personalidad determinada. A esa personalidad luego se le adjudican las peores características que permitan descargar demonios e injusticias propios y de la sociedad en la que vivimos. Así fue en Europa durante 2000 años y eso heredamos", nos dijo.

Combinando lo cultural con lo político y recordando la presencia de Israel en el Medio Oriente mayormente musulmán, señaló que "el viejo antisemitismo ahora ha encontrado un cauce político" y defendió el posicionamiento uruguayo en pro de la defensa de la existencia de Israel. "No se me escapa que tomar posición nos puede volver blanco de ataques terroristas; pero si no tomamos posición, si no damos esas batallas contra el antisemitismo y en defensa de Israel, vamos a ser blancos de nuevos ataques antisemitas, hechos por el próximo loco educado en esta, nuestra cultura, y utilizado desde aquella realidad".

Su resumen, lo dice todo: "Nuestro silencio, nuestras dudas, nuestra ambigüedad, le costaron la vida en Paysandú a un uruguayo por ser judío. Hay muchos uruguayos más en esa condición, y yo no quiero que vuelvan a tocar a ninguno de los nuestros".

Gerardo Amarilla, del Partido Nacional, antecesor de Mahía en la Presidencia de la Cámara de Diputados, mencionando el hecho que según destacó Pipe Stein, cada nota en internet referente a judíos o a Israel desata una ola de comentarios antisemitas, recordó: "Hay situaciones o hechos aparentemente insignificantes, a veces en las redes sociales, que al restarle importancia y aceptar pasivamente su normalización, estamos dejando que ganen espacios y puedan transformar trágicamente nuestra cultura de paz e integración en una cultura de odio y violencia".

Aseguró que "cuando los violentos ganan espacios en redes sociales, calles, estadios de fútbol y aun internamente en los hogares, los ciudadanos en general pero sobre todos los actores políticos y los que tenemos responsabilidades públicas, no podemos distraernos ni dejar de hacer los máximos esfuerzos a nuestro alcance para revertir esos avances y luchar con todas nuestras fuerzas para que prime la cultura de la paz".

El Diputado frenteamplista Alfredo Asti destacó que "debemos luchar contra todo tipo de discriminación, porque los sentimientos e ideas que llevan adelante quienes discriminan y atacan al diferente sea por raza, religión, ideas políticas, opción sexual o cualquier otra, están atacando el necesario concepto de tolerancia, convivencia pacífica e inclusión y pueden generar o propiciar otras forma de ataques a la vida de las personas".

Nos dirigimos también a dos diputados del Partido Colorado a quienes distinguimos entre los presentes, para recabar sus opiniones: Ope Pasquet y Susana Montaner.

Pasquet opinó que los mensajes contra la discriminación en general que había tratado de modo original y emotivo el publicista Pipe Stein, son conceptos "que forman parte de la identidad uruguaya y de la judía: todos los seres humanos somos iguales en dignidad y derechos y nos debemos recíprocamente respeto y consideración. Ninguna discriminación es admisible, ya se funde en la religión, el género, el color de la piel o lo que fuere".

El parlamentario colorado agregó: "El odio envenena el aire que respiramos todos; el odio nos hace daño a todos. La respuesta más poderosa al odio que hace un año se llevó a David Fremd y enlutó al Uruguay entero, no es otro odio de signo contrario; la vieja ley del "ojo por ojo" termina por dejar ciegos a todos. La respuesta es la luz, la luz de la razón, que debe guiar la aplicación de la ley para castigar con justicia al homicida y que además ayuda a erradicar la ignorancia, combatir los prejuicios y promover la fraternidad entre todas las personas de buena voluntad".

Su copartidaria Montaner siguió la misma línea, aunándose en el mensaje con sus colegas de distintos grupo políticos: " Muchos pensábamos que cosas terribles pasaban en otras sociedades pero no en la nuestra. Hoy sabemos que también acá pueden ocurrir". Y abriendo el marco a distintas expresiones de intolerancia, agregó: "Probablemente no podremos evitar que, en este año que se inicia, un maestro vuelva a ser golpeado; o que un hombre se considere dueño de una mujer y ejerza sobre ella violencia o que una persona mate a otra por religión, raza, ideología o identidad sexual. Pero si debemos condenar y castigar toda manifestación de violencia y cualquier acto de mera intolerancia, por mínimo que éste sea". Y advirtió: "El odio puede generar odio en algunos. Pero en otros, por suerte en la mayoría, nos genera tristeza y profundo dolor de ver que -si seguimos ese camino- sólo nos degradaremos como sociedad".

El Diputado Gustavo Penadés del Partido Nacional, nos dijo que el asesinato de Fremd "nos enlutó a todos y nos interpeló". Y su copartidario el Senador Jorge Larrañaga, en una conversación telefónica, elevó primero un recuerdo de cariz personal del contacto con los vecinos Fremd "de toda la vida" como sanducero.

Y en cuanto al significado de lo sucedido para la sociedad uruguaya en general, recalcó: "El antisemitismo y toda otra forma de discriminación, nos ataca a todos como sociedad. Toda manifestación contra un grupo por sexo, religión, lo que sea, termina siendo una violencia y un ataque contra la sociedad toda, contra la condición humana, la vida, el ser humano como tal".

Y agregó una advertencia que mira al futuro: "Siempre hay que tener en cuenta las amenazas porque es lo que permite reaccionar preventivamente. Ese es el mensaje, es el mensaje de una lucha permanente. De la misma manera que por la libertad se lucha siempre porque nunca estará definitivamente conquistada, por la vida hay que luchar siempre, porque nunca estará debidamente preservada y custodiad".

Larrañaga pidió "no olvidar".

De hecho, es lo que con estas u otras palabras, pidieron todos. Como Ope Pasquet, que resumiendo, escribió: "Que el recuerdo de David Fremd viva siempre entre todos los uruguayos, judíos o no, rodeado de luz".

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Últimas noticias por Categoría