Noticias

24/05/2019

Uruguayo crea sistema de realidad virtual para rehabilitar pacientes






El Observador

Videojuegos y realidad virtual para rehabilitar pacientes: así es SeeMe, el sistema creado por un uruguayo

La orden del médico es la siguiente: mover los brazos de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo para limpiar las ventanas sucias que aparecen en una pantalla. El ejercicio puede parecer sencillo pero no lo es para pacientes con disfunciones musculoesqueléticas. Para ellos, cada movimiento es un reto. Pero, con dificultad o no, un ejercicio repetitivo puede ser aburrido. Y, si es aburrido, el paciente puede frustrarse. Entonces, el médico uruguayo Arie Burstin, radicado en Israel, tuvo un pensamiento: ¿y si los pacientes hacen los movimientos mientras juegan un videojuego?

Así creó SeeMe, un sistema de diagnóstico y ejercicio controlado por un médico, basado en la tecnología Kinect de Microsoft y realidad virtual, que fue adquirido por el Banco de Seguros del Estado (BSE) para su nuevo hospital y que hasta ahora solo era utilizado en el continente en Ecuador y México, pero de amplia implementación en Europa, Lejano Oriente y EEUU.

SeeMe está diseñado para ayudar en el proceso de rehabilitación y seguimiento de pacientes con accidentes cerebrovasculares, esclerosis múltiple, parálisis cerebral, enfermedad de Parkinson, lesiones de la médula espinal, atrofia muscular, debilidad muscular por falta de movilidad, fracturas de vértebras y/o extremidades, amputaciones y alteraciones de equilibrio, entre otros padecimientos.

El Kinect permite la captura precisa de los movimientos de todo el cuerpo en tiempo real sin necesidad de adjuntar sensores en el paciente mientras este interactúa con el sistema en un entorno 3D.

“Para rehabilitar una mano después de una hemiparesia –disminución de la fuerza motora o parálisis parcial normalmente producida por una falta de oxígeno en el cerebro– se deben hacer entre 300 y 400 movimientos en un tratamiento de 30 a 45 minutos. Un estudio contabilizó 12 (movimientos) en promedio, lo que es completamente inadecuado. En la década de 1990 empezamos a usar videojuegos y vimos que los pacientes hacen muchas más repeticiones y son mucho más exactos, por ejemplo, para llegar a una pelota virtual”, relató Burstin a Cromo.

Primero, Burstin y su equipo probaron con videojuegos comerciales; luego programaron los suyos. Hoy, SeeMe tiene más de 20 títulos disponibles para diferentes patologías (ver Juegos) y preparan nuevos. En todos, el paciente puede verse a sí mismo o puede utilizar un avatar. Ya sea dirigir una canoa en un río, recordar una lista de compras, caminar por una plataforma en las nubes o neutralizar objetos que amenazan una nave espacial, todos los juegos apuntan a mejorar la coordinación, el equilibrio, la fuerza muscular –los ejercicios se realizan con pesas y bandas elásticas–, el rango de movimiento, los tiempos de reacción y la memoria.

“Los tratamientos que usan realidad virtual son mucho más superiores que aquellos que no la usan; los resultados son más rápidos y mejores y la documentación es perfecta”, dijo Burstin.

El sistema permite que el médico pueda modificar el juego en tiempo real para que se adecue más a las necesidades del paciente. “Por ejemplo, puede hacer que las pelotas vayan al lado derecho porque el paciente necesita poner más peso en la pierna derecha o puede bajar la velocidad”, comentó Burstin. La plataforma recoge toda la información y el médico puede saber cómo mejora sesión a sesión.

“Los tratamientos que usan realidad virtual son mucho más superiores que aquellos que no la usan; los resultados son más rápidos y mejores y la documentación es perfecta”, afirmó el profesional. Un estudio de un hospital donde funciona SeeMe mostró que las readmisiones cayeron del 11% al 5% entre los pacientes que utilizaron el sistema. Los entrenamientos permiten, además, que los pacientes experimenten emociones positivas, mantengan la motivación, sean más seguros de sí mismos y se sientan desafiados.

Próximo paso

SeeMe será pronto actualizado con algoritmos de inteligencia artificial más avanzados de lo que usa en el presente. El objetivo es que el programa se ajuste al paciente en forma más rápida durante las sesiones. Además, la plataforma apunta a que pueda ser operada en forma remota. “Queremos que cuando el paciente salga del hospital, pueda llevarse el tratamiento a la casa”, dijo Burstin. Y añadió: “Estamos en los últimos momentos de la programación de SeeMe para que los resultados sean recibidos por el terapeuta”.

Respecto a la utilización de realidad virtual para la rehabilitación musculoesquelética, el médico sostuvo que en el futuro cercano estará más integrada con la robótica para que los movimientos sean más precisos. No obstante, aquí advirtió que la tecnología debe proporcionar tratamientos activos como ofrece SeeMe. Es decir, usar un equipo que solo permite el ejercicio de un brazo, por ejemplo, no contribuye al fortalecimiento del cuerpo entero. Si bien los juegos de SeeMe son particulares para una dolencia, el paciente entrena todo su cuerpo.

Gimnasio

El paciente golpea, patea o boxea los cubos que aparecen en la pantalla para aumentar y examinar la velocidad del tiempo de reacción. También se practican los movimientos bilaterales de los miembros inferiores y superiores.

Deslizamientos

La tarea del paciente es dirigir la pelota a través de una pista con los movimientos de su cuerpo. Practica equilibro e inclinación del torso. El sistema recopila información sobre la precisión de los movimientos.

Limpiador

En este juego, el paciente limpia ventanas y practica movimientos de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Recomendado para pacientes con disfunciones musculoesqueléticas en las extremidades superiores.

Pelota

El jugador tiene que desviar las bolas virtuales que vuelan hacia él desde varias direcciones. Recomendado para pacientes con disfunciones musculoesqueléticas de miembros superiores e inferiores, así como para pacientes con trastornos neurológicos. Los objetivos son aumentar el rango de movimientos, mejorar la coordinación visual-motora, desarrollar la capacidad de predecir la trayectoria de objetos en movimiento y fortalecer ciertos músculos.

Clasificador

Juego diseñado para entrenar el movimiento, coordinación y equilibro en las extremidades superiores. El paciente debe colocar bolas de colores en cestos del mismo color.

Laberinto

La tarea del paciente es empujar un objeto a través de un laberinto virtual. El ejercicio mejora la concentración, la visión espacial y la predicción, así como el estado físico de los miembros superiores.

Secciones