Noticias

11/11/2014

United with Israel, Rachel Avraham

Doctora musulmana: Israel es una inspiración para el mundo islámico


Qanta Ahmed es una médico musulmán, escritora y ciudadana británica y autora de “En la tierra de las mujeres invisibles: El viaje de una mujer médico en Arabia Saudita”, dijo Ahmed a United with Israel que ha viajado prácticamente por todas partes en el Medio Oriente, y que no ha encontrado ningún otro país en la región con el mismo “nivel de libertad e integración” del que tiene Israel. Con base en su experiencia, ella reconoce a Israel como un país especial y único, un hecho que ella cree que nadie debe dar por sentado.

Ahmed recuerda: “Había un muy fuerte sentido de la identidad nacional en Israel, y en cierto modo una aceptación de aquellas personas que quieren ser diferentes. Encontré un Israel extraordinariamente liberador, para los hombres y para las mujeres musulmanas. Me reuní con los musulmanes de Israel … Visité el Beit Issi Shapiro Center en Kalansua, donde las mujeres árabes israelíes estaban cuidando de los niños con necesidades especiales. Estas mujeres participaron en la sociedad, ya sea de forma encubierta o no”.

Qanta Ahmed with Israeli Arab womenQanta Ahmed señaló que durante su visita al Technion, fue sorprendida por los diversos programas que se ofrecen y por la fuerte presencia minoritaria en el campus. Señaló, “el 20 por ciento de los estudiantes en el Technion son musulmanes árabes y ver cómo estan prosperando es muy diferente, incluso de las mujeres privilegiadas en Arabia Saudita. Hay un clima diferente. No siento en Israel que las mujeres esten bajo asedio o sean víctimas de desigualdad.

Qanta también estaba impresionada ya que Israel proporciona un refugio seguro para la comunidad musulmana Ahmadi, que está “perseguida por todo el mundo musulmán”. Por el contrario, en Israel, la comunidad musulmana Ahmadi en Haifa “ha estado prosperando durante los últimos 100 años”. Ellos tienen sus “propias mezquitas, cementerios financiados por el gobierno israelí, y una escuela”, mientras que en Pakistán “los cementerios de la comunidad musulmana Ahmadi se profanan con frecuencia. Entre otras cosas, los ahmadíes tienen prohibido dar el llamado musulmán a la oración, y está prohibido llamar a sus lugares sagrados mezquitas”. Qanta dijo que “Cuando yo visitó a las minorías en Haifa, había hombres jóvenes que se convirtieron recientemente [al Islam Ahmadi] … y algunos de ellos eran los palestinos de la Ribera Occidental. Ellos fueron excomulgados por sus familias en Cisjordania por adoptar sus puntos de vista diferentes, y buscaron refugio en Haifa”. Ella reconoció que “Israel es un garante de la libertad religiosa. La libertad religiosa es un derecho humano absoluto bajo la ley israelí, y no ocurre lo mismo en la Autoridad Palestina”.

Qanta concluyó: “El mundo musulmán necesita a Israel como una inspiración, más de lo que Israel necesita la aceptación del mundo musulmán. Israel es un país extraordinariamente esperanzador … una esperanza que realmente experimenté al visitar a los musulmanes israelíes”.

Por Rachel Avraham, escritora de United with Israel

Secciones