Noticias

27/08/2013

Entrevista a Fernando Sur Por Lic. Ruth Roizner

“El judaísmo se lleva en la sangre, viene incorporado en los genes, en nuestro espíritu y alma”


¿Hasta cuándo viviste en Uruguay?

Hasta los 5 años, que fue cuando mis padres tomaron la decisión de emigrar a México y yo era muy chico.

¿En qué otros países has vivido?

Mi vida se reparte entre México y Estados Unidos. Vivo entre Tijuana,San Diego y Los Ángeles, teniendo entre Tijuana y San Diego la frontera más transitada del mundo con millones de personas cruzando la frontera día a día, siendo una verdadera aventura, por los diferentes tipos de personas que cruzan, sea  para turismo, trabajo, estudio, compras, ilegales, se ve de todo y se pueden escribir varios libros, y hacer  hasta películas con las diferentes historias de cada persona que cruza.

¿Has ido a alguna tnuá?

En Uruguay iba a Macabi, en San Diego también voy a Macabi. También voy a dos grupos que son como Tnuot, una es de la Comunidad de Chabad y se llama YAM (Youth Action Movement) que reúne a jóvenes judíos de escuelas públicas de San Diego para que no se alejen del judaísmo, con actividades muy divertidas. La otra tnuá a la que voy es parte de la Comunidad Ortodoxa de San Diego, se llama NCSY y es una agrupación que está en todo el mundo, y pertenece a la Unión Ortodoxa de Estados Unidos. Realizan actividades una vez a la semana, y dos veces al año actividades regionales del Oeste de Estados Unidos con más 400 participantes y que duran 4 días.

¿Cómo vivís el ser judío? ¿De dónde vienen tus orígenes?

Una vez, a pesar de mi corta edad, alguien me preguntó: ¿qué es ser judío? Yo respondí lo primero que se me vino en la mente, “El judaísmo se lleva en la sangre, viene incorporado en los genes,en nuestro espíritu y alma”. Esta fue mi respuesta rápida sin pensar cuando tenía 12 años, sin cumplir aún la Bar Mitzvah. La persona que me hizo la pregunta fue una persona mayor de la comunidad a la que voy, y quedó sorprendido y empezó con euforia a llamar a mis padres para contarles la pregunta que me hizo y cuál había sido mi respuesta. Con esto te estoy contando que es lo que significa para mí ser judío, de acuerdo a lo que me enseñaron mis abuelos, padres, maestros y rabinos. Mis bisabuelos vinieron de Polonia, Rusia y Lituania, totalmente Yddishes, con todas las características desde mis bisabuelas, abuelas y hasta madre de “Yddishe Mame”.

Cuando estaba en 5º de escuela Chabad de San Diego, y ya dedicándome a la actuación, los rabinos de la escuela me pidieron que prepare un monólogo (Stand Up) para un Festival de Januca. Junto con mi mamá preparamos un monólogo de 5 minutos al que llamamos “The Yddishe Mame”. Jamás me imagine que la gente se iba a reír tanto, y no quiero exagerar pero había como 300 personas riéndose. Al siguiente año me pidieron que lo haga de nuevo.

¿Dónde estudias actualmente?

Comencé primero de escuela en Chabad de San Diego. Llegué sin saber nada de inglés ni hebreo. Con 6 años, a las 5 de la mañana comenzaba la aventura de cruzar la frontera de Tijuana a San Diego para llegar a la escuela a las 8, y regresar a las 5 a mi casa. Recuerdo que le lloraba a mis padres porque no quería ir más ya me hablaban en inglés y hebreo y no entendía nada.

Hoy estudio en un pequeño liceo judío ortodoxo, que por ser tan chico me ha permitido salir o faltar cuando he necesitado para poder actuar. Si tengo buenas calificaciones no me hacen problema, en cambio en escuelas grandes esto sería imposible. Además, por mis faltas me dan atención personalizada y me ayuda muchísimo, para hacer lo que más me gusta, cine y sin descuidar lo más importante para mis padres que es la escuela.

También estudio cine en Los Ángeles, en diferentes lugares y con diferentes maestros según lo que necesite. Tengo una base muy fuerte en comedia, me preparo en lo que se llama Viola Spolin Method. Es una técnica de improvisación en comedia; me preparo para audiciones con un actor que es una celebridad: John D. Aquino (fue Presidente de Estados Unidos en la Serie de Televisión Cory in The House) con quien he hecho una linda amistad.

¿Cómo nace tu atracción por la actuación?

Cuando tenía 7 años, amigos de mis padres comenzaron a decirles que me veían como un líder y un chico muy maduro para mi edad. Entonces a mis padres se les ocurrió buscar en México y Estados Unidos algo tipo “Dale Carnegie” para niños, y al no conseguirlo decidieron inscribirme en campamentos de verano de teatro. Yo no quería porque me parecía iba a ser aburrido. Jamás me olvidare el primer día, salí fascinado. Recuerdo que le dije a mis padres que quería volver. Comencé actuando en películas para estudiantes de dirección y producción de universidades como UCLA, porque no podía trabajar para películas del sindicato de actores por no tener la visa de trabajo de artistas (por ser extranjero). Luego, con mucho sacrificio de parte de mis padres y mío, pude sacar la visa (que requiere pruebas de actuación con el sindicato de actores y que alguna productora y agente quiera contratarte), y bueno ya de esto han pasado 8 años. Hoy con 15, puedo decir sin haber logrado llegar a la fama aún (aunque voy en camino jajaja), me siento un actor profesional. Estoy comenzando a ser respetado y conocido, con un pequeño staff de personas que trabajan junto a mí, siempre con el apoyo incondicional de mis padres, muy necesario por los valores y principios judíos que me han dado para poder repartirme entre la escuela y el cine. Mi trabajo hoy en día es concurrir a audiciones de películas y comerciales, y así prepararme. Pronto me verán en la película LITTLE BOY, que trata sobre la Segunda Guerra Mundial. Mi “papel” es chico, soy quién molesta al niño principal de la película. También tengo una escena con el actor Ben Chaplin, y además actúan Tom Wilkinson y Emily Watson (ambos ganadores del Óscar).

Tuve la oportunidad de conocer al actor David Henrie de la serie de televisión Los Hechiceros de Waverly Place, con quien hice una linda amistad. Durante los descansos en la filmación, vi  que se mandaba mensajes de texto con alguien. Le pregunté con quien se estaba escribiendo y me dijo con Justin Bieber. Le dije “No te creo”. Entonces él le escribió que esta con un amigo filmando (el amigo era yo) y Justin Bieber le respondió: “¿Como se llama tu amigo?”. A lo que contestó Fernando Sur.  A lo que Justin Bieber respondió mandando una foto que decía “Hello Fernando”. Fue muy divertido, ¡yo quedé impactado de con quienes estaba hablando!

¿Tu sueño es ser productor?

Comencé a actuar desde muy chico y en todas las filmaciones siempre aprendo algo nuevo. En los tiempos libres durante las filmaciones, en lugar de dormir, comer o jugar, me quedo hablando con el director o los técnicos, preguntando todo. Fue así que se me despertó la pasión por la dirección y producción y ahora es parte de mi vida. Estoy aprendiendo a manejar los ángulos de las cámaras, y otros detalles técnicos claves para el éxito de una película.

¿Admiras a Steven Spielberg?

Tuve la suerte y el honor de conocer a la madre de Steven Spielberg, una típica Yddishe mame, de unos 80 años. Tuvimos una conversación de no más de 10 minutos ella y yo solos.  Tenía unos 11 años, y le dije que admiraba a su hijo, que amo sus películas, y ella me respondió “Todo está muy bien, muchas gracias por admirarlo y amar sus películas….Pero es también una buena persona con valores judíos”. Fue muy emotiva esta conversación porque un niño de tan sólo 11 como yo, estaba recibiendo consejos de una personalidad tan grande, no la olvidare jamás, me quedaron grabadas en la memoria cada una de sus palabra, y recuerdo que a mis padres se le cayeron algunas lagrimas. La obra de Spielberg no son sólo sus películas y su técnica revolucionaria sino todo el apoyo que da a las comunidades judías del mundo.

¿Algo más que quieras agregar?

Uno de los consejos más importantes que he recibido es que no deje de ser niño y que estudie. Este consejo me lo dijo hace un tiempo el actor Ken Davitian (de Borat y el Agente F86). Tuve la oportunidad y el honor de conocer en forma privada a grandes personalidades del cine como Benicio del Toro y Oliver Stone, con quienes nos reunimos antes de la filmación de una de sus últimas películas Savages, de quienes recibí consejos y enseñanzas. La fama se que ha destruido a muchos jóvenes, quizás por no haber tenido una familia estable, con valores y principios y carácter a la hora de tener que decir que NO a determinadas situaciones. Todos estos son pilares básicos para poder mantener una vida normal.

Me gustaría que esta nota pueda ayudar a inspirar a otros jóvenes como yo para que estudien y se preparen, hagan sacrificios para lograr sus sueños. Es muy importante el apoyo de la familia. Como uruguayos que somos, la garra charrúa existe, y como dice mi padre “Un judío con garra charrúa es garantía de éxito”.

Te agradezco Ruth por esta nota y al Comité Central Israelita del Uruguay, que por lo que me dicen mis padres Alfredo y Vivian, hacen tanto por nuestra comunidad en Uruguay. Me dice mi papa, que el Cr. Isaac Margulies, es un gran trabajador por nuestra Comunidad, le guarda mucho respeto, porque es un gran amigo de la familia, fundador junto con mi bisabuelo Simón Sur de la antigua Sinagoga Vaad Ha’ir, un fuerte abrazo.

Gracias por la nota

  • Comentarios
  • Recomendar nota
  • Imprimir

Secciones

Calendario de eventos

Próximos eventos destacados

  • 25/01/2018 - Comisión Permanente del Poder Legislativo Sesión especial por Día Internacional de Recordación de las Víctimas del Holocausto 10 hs. Cámara de Senadores Palacio Legislativo

Últimas noticias por Categoría